El sistema inmune y la degeneración macular.

Existe una fuerte evidencia de que la inflamación juega un papel en el desarrollo de la degeneración macular relacionada con la edad (DMAE). Descubra por qué nuestro sistema inmunitario y nuestra inflamación contribuyen a la DMAE y qué emocionante es la investigación que puede conducir a nuevos y prometedores tratamientos.

 

Cuando el sistema inmune ataca sus propias células

El sistema inmune está diseñado para combatir las infecciones. Para hacer esto, debe ser capaz de diferenciar entre nuestras propias células (y dejarlas en paz) frente a la invasión de bacterias o virus (y atacarlos). A medida que envejecemos, nuestras células se alteran por el daño “oxidativo” y la acumulación de desechos, que pueden causar que el sistema inmune ataque nuestras propias células. El daño oxidativo ocurre cuando nuestro cuerpo produce moléculas muy reactivas que pueden interactuar negativamente con otras moléculas dentro de nuestras células. La “inflamación” resultante puede contribuir a una serie de enfermedades relacionadas con la edad, como la artritis, las enfermedades cardíacas, la enfermedad de Alzheimer y la degeneración macular relacionada con la edad (DMAE).

Inflamación

Existe una fuerte evidencia de que la inflamación juega un papel en la DMAE. Los estudios genéticos muestran que ciertos cambios en la secuencia de ADN en los genes del “complemento” (una parte del sistema inmunitario) pueden alterar significativamente el riesgo de DMAE. Además, se han encontrado proteínas del complemento en drusas , que son depósitos que se forman debajo de las retinas de pacientes con DMAE. Las muestras de sangre de pacientes con DMAE tienen niveles más altos de proteínas del complemento y otros indicadores de inflamación, incluida la proteína C reactiva y la interleucina 6. Durante el examen post mortem, los ojos que han sido donados por personas con DMAE muestran invasión retinal por las células inmunes (vea una ilustración médica de la anatomía del ojo).

Estos hallazgos sugieren que la disminución de la inflamación y el control del sistema inmune dentro de la retina podrían ser enfoques terapéuticos útiles. La clave será determinar las formas más efectivas de disminuir la inflamación dañina sin afectar la capacidad del cuerpo o el ojo para combatir infecciones o causar otros efectos secundarios no deseados.

Los investigadores han proporcionado una mayor comprensión de los mecanismos por los cuales el sistema inmune daña la retina, así como sistemas modelo para probar fármacos potenciales. Se han realizado estudios utilizando genética humana, células de la retina cultivadas en platos de plástico, ratones genéticamente modificados, retinas humanas post mortem que se han donado a la investigación y ensayos clínicos en humanos.

Posible tratamiento

Mientras que un ensayo de fase III de Genentech dirigido a la proteína del complemento llamado factor D en pacientes con atrofia geográfica fracasó recientemente, un ensayo de fase II realizado por Apellis dirigido a una proteína del complemento diferente llamada C3 mostró resultados prometedores.

Pasos que puede tomar ahora

Mientras tanto, varios estudios epidemiológicos han demostrado que la dieta puede influir en el riesgo de DMAE.

La dieta puede afectar la inflamación en todo el cuerpo, y las dietas que se sabe reducen la inflamación sistémica se asocian con un menor riesgo de DMAE. Estas dietas son generalmente de estilo mediterráneo, que son ricas en vegetales y frutas, con pescado dos veces por semana, e incluyen una cantidad moderada de nueces, al tiempo que mantienen la carne roja y los refrigerios procesados al mínimo.

Fumar, un fuerte factor de riesgo para la DMAE, causa daño oxidativo e inflamación. Los fumadores deben intentar todos los enfoques posibles para dejar de fumar.

Lea más sobre la prevención de la degeneración macular.

La investigación en los próximos años revelará indudablemente los mecanismos específicos de la inflamación asociada a la DMAE y proporcionará nuevos tratamientos para aumentar las posibilidades de que los pacientes con DMAE mantengan una visión de buena calidad.

Joshua Dunaief, MD, PhD

Scheie Eye Institute, Universidad de Pensilvania

 

Web Relacionada