Las fluctuaciones de las hormonas esteroides pueden tener efectos directos sobre la fisiología del ojo y la DMAE.

Las diferencias basadas en el sexo pueden influir en varios trastornos oculares, lo que sugiere que las fluctuaciones en la homeostasis de los esteroides sexuales pueden tener efectos directos sobre la fisiología del ojo y la patogénesis de patologías como la Degeneración Macular Relacionada con la Edad (DMAE).

Una investigación novedosa realizada por un equipo de científicos, dirigido por el Dr. Antonio Giordano, Director del Sbarro Institute at Temple University, y la Dra. Marcella Macaluso, Directora del Cancer Genetics & Epigenetics Program del Instituto Sbarro, exploró el efecto que las fluctuaciones de las hormonas sexuales esteroides podrían causar en la fisiología de las células del epitelio pigmentario de la retina (ERP) de los varones humanos.

El estudio fue publicado online el 16 de enero en el Journal of Cellular Physiology. El estudio fue financiado en parte por una subvención de la Ken y Ann Douglas Charitable Foundation.

La DMAE es una enfermedad progresiva multifactorial del ojo caracterizada por la degeneración progresiva de la retina, que daña permanentemente la visión central de las personas mayores. La DMAE se ha asociado con varios factores y trastornos que incluyen el envejecimiento, la obesidad, los antecedentes familiares, la dieta, la hipertensión, la arteriosclerosis y la hipercolesterolemia. Sin embargo, a pesar de la investigación básica y clínica intensiva, la patogénesis de la DMAE sigue sin estar clara, probablemente debido a las características multifactoriales de esta enfermedad. De particular interés es el vínculo controvertido entre DMAE y género.

“Para imitar las fluctuaciones de las hormonas esteroides sexuales que ocurren con el envejecimiento, expusimos las células epiteliales del pigmento retiniano, ARPE-19, a desafíos agudos, prolongados o crónicos de estradiol y progesterona“, dice Carlo Astarita, PhD, Universidad de Siena y coautor del estudio. “Constatamos que el tratamiento crónico con estradiol induce la muerte celular del ERP por necrosis, mediante mecanismos que implican la localización subcelular de la proteína relacionada con el retinoblastoma pRb2/p130 y el inhibidor del activador del plasminógeno extracelular tipo 2, PAI-2“.

Además, los autores del estudio, el Dr. Macaluso y el Dr. Giordano concluyen:

“Este estudio tiene una gran importancia clínica ya que considera las fluctuaciones de esteroides sexuales como inductores de cambios en el entorno de la retina que pueden influir en situaciones patológicas que ocurren con el envejecimiento en sistemas no reproductivos como el ojo”.

“Hoy en día, los mecanismos que rigen la acción de las hormonas esteroides sexuales para mantener la salud del ojo aún se desconocen en gran medida y nuestra investigación ofrece la oportunidad única de desentrañar los efectos de las hormonas sexuales”, dice la Dra. Mina Massaro-Giordano, coautora del estudio y profesora de Oftalmología en el Hospital de la Universidad de Pensilvania, “no solo para determinar las diferencias de género, sino también para saber cómo afectan la fisiología de los sistemas no reproductivos, como el ojo”.

Traducción Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada