red alerta protocolos actuación

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN

Este protocolo de actuación está especialmente dirigido a médicos de Atención Primaria y establecimientos de óptica donde mediante un examen simple (optotipos y test de Amsler), se confirmen los síntomas y, si se puede, se realice la primera exploración mediante Retinografia.

A todo paciente que consulte por tener pérdida de A.V. (capacidad fisonómica), dificultad para leer (salto de letras o palabras ) o metamorfopsia (líneas o imágenes deformadas), se le deben evaluar estos síntomas mediante optotipos de lejos y cerca y luego con el test de Amsler la metamorfopsia o escotomas centrales, pero siempre en monocularidad.

Primero ojo derecho y luego ojo izquierdo.

Estas exploraciones también deben realizarse en todo paciente mayor de 65 años, aunque venga a una revisión rutinaria sin sintomatología especifica. Los primeros síntomas de DMAE pueden pasar desapercibidos para el paciente si se producen en el ojo no dominante. Por esto es importante la información que reciba el paciente y el adiestramiento para auto-control de su visión

Si la evaluación de algunos de estos síntomas resulta positiva, se debe proceder a realizar una retino-grafía de la mácula, de la mejor calidad posible, que facilite el diagnostico diferencial.

El resultado de estas exploraciones se debe reflejar en un breve informe que se entregará al paciente, junto con las instrucciones para consultar con el oftalmólogo, que puede confirmar el diagnostico e instaurar el tratamiento pertinente.

El paciente acudirá a la consulta de su médico de familia con el informe del óptico y este lo remitirá a las consultas de oftalmología que confirmaran el diagnostico de DMAE o no.

-Aquí está el problema que tratamos de solventar, pues por lo general le darán cita en las consultas del Centro de Especialidades para 40 días después. Y desde que el oftalmólogo confirme el diagnóstico hasta que comience el tratamiento en el centro hospitalario correspondiente  suelen pasar otros 30 o 40 días. Todo esto suponiendo que no haya ningún problema o error burocrático.

-En algunos hospitales ya tienen establecido un sistema de citas con prioridad para estos pacientes, de forma que no tardan mas de 15 días desde que se confirma el diagnóstico hasta que comienza el tratamiento con inyecciones intravítreo. Puede extenderse este sistema a todos los hospitales de SSPA.

-Mas difícil es conseguir una cita rápida para el oftalmólogo del Centro de Especialidades Médicas (C.E.M.) que siempre debe ser solicitada por el médico de Atención Primaria. Este problema lo deben de plantear las Asociaciones de Pacientes a los servicios centrales del SAS y negociar una solución que sea sencilla y poco gravosa.

– Los datos de las actuaciones de los Optometristas que participen en la RDPEV serán recogidos en una ficha electrónica, donde constarán todos los datos del paciente en que se ha detectado una sospecha diagnóstica, excepto el nombre o cualquier detalle que pueda servir para su identificación personal.

Estas fichas, una vez cumplimentadas, estarán a disposición del C.O.O.O.A. y de las autoridades sanitarias que las soliciten.