Actualización sobre Avalanche Biotechnologies: ¿Un Tratamiento para la Dmae húmeda con efectos potencialmente prolongados?

Esta semana hay noticias muy importantes sobre Avalanche Biotechnologies, y me gustaría compartirlas; así como una breve actualización sobre el ensayo clínico en marcha sobre el uso de su propia estrategia de terapia génica para el tratamiento de la forma húmeda de la DMAE.

(Nota de los editores: Para obtener una visión global de la empresa, su gente, y la tecnología, por favor, den un vistazo a mi informe original, puesto online a finales de febrero de 2012: Un nuevo enfoque de la terapia génica para el tratamiento de la forma húmeda de la Dmae: La BioFactoryTM From Avalanche Biotech).

Y ahora las últimas novedades. El 5 de mayo, en un anuncio conjunto, Avalanche y Regeneron Pharmaceuticals dijeron que estaban llevando a cabo una amplia colaboración “para descubrir, desarrollar y comercializar productos de terapia genética novedosos para el tratamiento de las enfermedades oftalmológicas. La colaboración abarca los nuevos vectores de terapia genica y las moléculas patentadas descubiertas conjuntamente por Avalanche y Regeneron, y desarrolladas utilizando la Avalanche Ocular BioFactoryTM, virus adeno-asociados (AAV), y la plataforma de última generación patentada para el descubrimiento, el desarrollo y suministro de vectores de terapia génica para oftalmología”.

En virtud de las cláusulas del acuerdo, Avalanche recibirá un pago en efectivo por adelantado, pagos contingentes de hasta $ 640 millones tras el logro de determinados objetivos de desarrollo y de regulación, más una regalía sobre las ventas netas mundiales de productos en colaboración. La colaboración abarca hasta ocho dianas terapéuticas distintas, y Regeneron tendrá los derechos mundiales exclusivos para cada producto que inicie el desarrollo clínico. Además, Avalanche tiene la opción de participar en los costes de desarrollo y en los beneficios de los productos encaminados hacia dos objetivos terapéuticos en colaboración seleccionados por Avalanche.

Como parte del acuerdo, Regeneron tiene un derecho limitado temporalmente para la primera negociación de algunos derechos sobre AVA-101, producto de terapia génica de Avalanche para el factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), actualmente en desarrollo para el tratamiento de la degeneración macular húmeda relacionada con la edad (Dmae), una vez que termine la fase 2a del ensayo clínico.

“Esperamos con interés la oportunidad de colaborar con Avalanche, un líder en el campo de las tecnologías de la terapia génica de nueva generación”, dijo George D. Yancopoulos, MD, Ph.D., director científico de Regeneron, y presidente de Regeneron Laboratories. “Esta colaboración pone de relieve el compromiso de Regeneron para invertir en tratamientos potencialmente innovadores que podrían beneficiar a los pacientes con enfermedades que amenazan la vista.”

“Estamos muy contentos de trabajar con Regeneron para descubrir y desarrollar nuevos medicamentos de terapia génica para las enfermedades oculares graves”, dijo Thomas W. Chalberg, Ph.D., co-fundador y consejero delegado de Avalanche Biotechnologies. “La colaboración reunirá la novedosa tecnología de la plataforma de Avalanche con las moléculas patentadas y con las capacidades de investigación de Regeneron, con el objetivo de crear una nueva clase de productos biológicos de última generación en oftalmología. Regeneron es un socio estupendo por su liderazgo científico, así como por la capacidad de desarrollo de sus productos y su trayectoria comercializadora”.

Para aquellos de ustedes que no están familiarizados con Regeneron Pharmaceuticals, que es una compañía líder en el sector biofarmacéutico con sede en Tarrytown, Nueva York, que descubre, inventa, desarrolla, fabrica y comercializa medicamentos para el tratamiento de problemas médicos graves. Regeneron comercializa medicamentos para enfermedades oculares, cáncer colorrectal, y una enfermedad inflamatoria rara, y cuenta con productos candidatos en desarrollo en otras áreas de alta necesidad médica no cubierta, incluyendo la hipercolesterolemia, la oncología, la artritis reumatoide, el asma y la dermatitis atópica.

En el campo de las enfermedades oculares, su principal producto es Eylea, un factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF) que se inyecta de forma intravitreal para el tratamiento de la DMAE húmeda, en competencia con Avastin de Roche/Genentech, y Lucentis.

El problema con el uso de los actuales fármacos anti-VEGF es la necesidad de un máximo de ocho a doce inyecciones anuales, para mantener las ganancias en la agudeza visual y/o prevenir la reaparición de la degeneración neovascular subyacente. La razón para la colaboración con Avalanche es que se espera que su BioFactoryTM suministre una proteína terapéutica para combatir la DMAE húmeda durante al menos 18 meses y, potencialmente durante varios años, a partir de una sola inyección. (Para obtener más información sobre esta tecnología, una vez más, por favor, ir a mi valoración crítica inicial).

Y eso nos lleva a la actualización del ensayo clínico recientemente proporcionada por el fundador y CEO, Thomas Chalberg en la Angeogenisis, Exudation and Degeneration 2014 Conference, celebrada en Miami, FL el 8 de febrero 2014:

Ocular Gene Therapy Showed Fewer Injections Needed, Increased Visual Gain

Retina Today, abril 2014

El suministro subretinal de un medicamento de terapia génica ocular fue bien tolerado, requiere menos inyecciones anti-VEGF, y mejoró la agudeza visual en la fase 1 del ensayo clínico aleatorio, informó Thomas W. Chalberg, PhD, en la Angiogenesis, Exudation, and Degeneration 2014.(1)

Se inyectaron cien microlitros de AVA-101 (Ocular BioFactoryTM, Avalanche Biotechnologies) de forma subretinal en pacientes. Los niveles de la proteína Anti-VEGF aumentaron entre 6 a 8 semanas, durante las cuales se les dio 2 inyecciones de ranibizumab (Lucentis). Después de 8 semanas, ranibizumab fue inyectado solamente al grupo de tratamiento de una base según necesidades (prn) como terapia de rescate.

Los pacientes fueron seguidos durante 12 meses después de la inyección, y fueron objeto de visitas mensuales. El grupo de control, que no recibió la inyección de AVA-101, requiere una media de 3 inyecciones de ranibizumab durante el período de 12 meses. El grupo de tratamiento requiere una media de 0,3 inyecciones de ranibizumab en el mismo período.

Los pacientes recibieron inyecciones de ranibizumab si el líquido apareció en la OCT o en la angiografía con fluoresceína, o si hubo pérdida de la visión atribuible al aumento de la superficie de la neovascularización coroidea.

Los pacientes en el estudio tenían experiencia con el tratamiento anti-VEGF, con un promedio de 18 tratamientos anti-VEGF intravítreos antes de la selección para el ensayo clínico.

“Debido a que estos pacientes están llegando con un potente tratamiento previo, no necesariamente esperamos que ganen visión adicional,” dijo el Dr. Chalberg. “Pero los pacientes tratados en realidad ganaron entre 9 y 12 letras en 12 meses”.

El Dr. Chalberg informó que no se produjeron eventos adversos relacionados con el fármaco, desgarros o desprendimiento de retina. Eventos adversos relacionados con el procedimiento fueron menores y se resolvieron por si mismos.

“La terapia génica ocular podría ser una opción viable a largo plazo para los pacientes con DMAE húmeda”, dijo el Dr. Chalberg.

AVA-101 es una cadena de ADN terapéutico empaquetado dentro de un virus adeno-asociado (AAV), que, cuando se inyecta debajo de la retina, regula por aumento la producción de anti-VEGF. La inyección subretiniana pareció segura y se toleró bien, informó el Dr. Chalberg, y permitió que las inyecciones de AVA-101 estimulasen mejor la producción de anti-VEGF que suministrada intravitrealmente.

El Dr. Chalberg ha informado que hay un estudio de fase 2A en curso que cuenta actualmente con 40 pacientes inscritos.

Referencia:

1. Chalberg TW. Anti-VEGF gene therapy: early clinical results using the Ocular BioFactoryTM in wet AMD. Paper presented at: Angiogenesis, Exudation, and Degeneration 2014; February 8, 2014; Miami, FL.

Fuente: irvaronsjournal
Traducción: Asociación MÁCULA RETINA

 

Web Relacionada