¿Puede usted imaginarse no ser capaz de leer o de escribir, de conducir un coche o de reconocer las caras? Así es la vida para casi 2,9 millones de estadounidenses que viven con baja visión que puede ser causada por enfermedades oculares relacionadas con la edad como la degeneración macular, el glaucoma o la retinopatía diabética.

“Usted se convierte de inmediato en un ser dependiente de otras personas”, dice Joseph Fontenot, MD, un acreditado terapeuta de baja visión. Lo que es peor, la pérdida de la independencia a menudo puede conducir al aislamiento y a la depresión. No es una casualidad que más de un tercio de las personas con baja visión también tengan depresión clínica.

La frecuencia de la aparición de la baja visión está aumentando constantemente a medida que las personas viven más tiempo. Afortunadamente, las nuevas tecnologías son más accesibles están empoderando a más personas con baja visión para seguir disfrutando de sus actividades favoritas.

La ayuda está llegando en forma de aplicaciones para sus iPads, los lectores electrónicos, los teléfonos inteligentes y otros dispositivos como las tablets. Los dispositivos digitales ofrecen aumento del texto, mejora de la iluminación, y capacidad para control de la voz y el audio para hacer la lectura y la comunicación más fácil. Sobre la base de estas herramientas se se han construido aplicaciones de software que pueden ayudar a satisfacer las necesidades específicas de los discapacitados visuales.

Volver a leer

El principal efecto de la baja visión es la pérdida de la capacidad de leer, de acuerdo con una reciente investigación de la Academia Americana de Oftalmología.

Cuando con 79 años de edad Klara Sauer, ex-directora ejecutiva y una ávida lectora, empezó hace tres años a hacérsele borrosa la visión, estaba aterrorizada. “Me diagnosticaron degeneración macular húmeda en el ojo izquierdo, y luego hace cuatro meses, también en el ojo derecho. Me sentía traumatizada, y se convirtió en una profunda depresión.”

Entonces su especialista en retina, Howard Kaplan, MD, le enseñó una aplicación de lectura para el iPad llamada Spotlight Text, que puede ser configurada para ayudar a personas con patrones especificos de baja visión a leer con mayor comodidad. Kaplan, que creó la aplicación, dice que Spotlight Text fue diseñado para “hacer que las palabras se adapten al lector, en lugar de lo contrario.”

Spotlight Text puede, por ejemplo, hacer que un libro entero se convierta en una sola línea de texto que se puede ajustar y se ve a través de la pantalla al ritmo del lector, lo que permite a una persona con pérdida de la visión periférica utilizar su visión residual. El aparato, con seis botones y una sencilla interfaz de usuario hace que sea igual de fácil de usar para los octogenarios y para los expertos en tecnología.

“Es muy calmante para los ojos, “dice Klara, que utiliza SpotlightText con entusiasmo después de meses de lucha para leer libros impresos con una lupa.

Actualmenteal leer la Breve historia del tiempo o Historia del tiempo: del Big Bang a los agujeros negros de Stephen Hawking, Klara está encantanda con la polaridad inversa de la aplicación (letras blancas sobre fondo negro), y la posibilidad de ajustar el tamaño de la fuente a su preferencia. A pesar de que todavía lleva una lupa a todas partes y tiene dificultad para leer las etiquetas en la tienda de comestibles, ahora se puede leer un libro en cinco o seis horas, y está feliz de participar en su club de lectura de nuevo. “Es un regalo”, dice Klara.

SpotlightText se puede comprar en la Apple iTunes App Store por $30 (durante un tiempo, un tercio de las ventas impulsadas por este sitio web se destinará a la Foundation of the American Academy of Ophthalmology). Los usuarios de SpotlightText necesitan registrarse en BookShare ($50 por gastos de instalación, $25 cuota anual), para acceder a una biblioteca en línea con más de 300.000 títulos.

Esta aplicación sólo está disponible para su uso en USA. [N. del T.]

Aplicaciones de Baja Visión para tabletas y teléfonos inteligentes: Un Resumen

Hay una serie de sistemas integrados de Apple iOS como VoiceOver, un lector de pantalla basado en gestos que permite escuchar una descripción de todo lo que sucede en la pantalla, y Siri, un sistema de reconocimiento de voz que permite enviar mensajes, realizar llamadas de teléfono y muchas más cosas.

Además, otras aplicaciones que pueden facilitar la vida diaria de las personas con baja visión son los siguientes.

Voz a texto y texto a voz:

  • Dragon Dictation (gratuito, iTunes App Store) / Dragon Remote Microphone (gratuito, iTunes App Store, Google Play Store): permite a los usuarios dictar mensajes de texto, correo electrónico, actualizaciones de estado de Facebook o tweet en cualquier dispositivo iOS o Android.
  • ZoomReader  ($19.99, iTunes App Store): Utiliza el iPhone o el iPad de la cámara integrada para tomar una imagen de cualquier texto y leerlo de nuevo a los usuarios.
  • Voice Brief  ($2.99, iTunes App Store): Recoge la información que los usuarios desean leer (calendario, clima, valores, noticias RSS, redes sociales, correos electrónicos) y lo lee en voz alta en los dispositivos iOS.

Leyendo:

  • Spotlight Text  ($30.00, iTunes App Store): Un lector de libros electrónicos para el iPad diseñado para personas con baja visión. El texto se adapta a las necesidades visuales específicas, y puede visualizarse fácilmente en cualquier televisor con entrada HDMI.

Identificación de objetos:

  • LookTel ($9.99, iTunes App Store) Lector de dinero: Un identificador de moneda que utiliza la cámara de su dispositivo iOS para leer en voz alta la denominación de los billetes. El desarrollador también está trabajando en otras aplicaciones que ampliarán la tecnología para leer las etiquetas y más.
  • TapTapSee  (gratuito, iTunes App Store, Google Play Store): Permite a los usuarios fotografiar objetos y se los identifica en voz alta.

Navegación:

Autocontrol:

  • SightBook (gratuito, iTunes App Store): Permite a los pacientes un seguimiento regular de su agudeza visual en casa, y enviarla a su médico.

El Dr. Fontenot aconseja a los pacientes con baja visión pedir a su oftalmólogo ayuda y la derivación a una clínica de baja visión. Casi todas las clínicas serán capaces de ayudar para la personalización de los dispositivos digitales y las aplicaciones. Muchos centros de baja visión ofrecer talleres de informática o tienen terapeutas ocupacionales que pueden proporcionar formación y apoyo sobre cómo utilizar estas herramientas de manera efectiva y adaptarlos a las necesidades visuales individuales.

Reena Mukamal

Traducción: Asociación Mácula Retina

 

Web Relacionada