Calidad de vida relacionada con la visión: impacto en la DMAE avanzada

Por qué la progresión hacia la fase avanzada de la enfermedad puede tener un impacto más dramático en los pacientes con DMAE neovascular en comparación con aquellos con atrofia geográfica central.
La progresión natural de la calidad de vida relacionada con la visión (VRQoL) en personas con degeneración macular asociada a la edad (DMAE) que desarrollan la forma avanzada de la enfermedad puede diferir entre quienes tengan atrofia geográfica (AG) central y quienes tengan DMAE neovascular, según un estudio presentado en ARVO 2020 por investigadores de la Universidad de Yale.

El estudio, realizado con datos del Age-Related Eye Disease Study, incluyó a 206 participantes con AG central y 198 sujetos con DMAE neovascular (nDMAE) que completaron el Cuestionario de Función Visual del Instituto Nacional del Ojo (NEI-VFQ). Los resultados del estudio podrían tener implicaciones potenciales para el diseño de futuras investigaciones sobre la Calidad de vida relacionada con la visión y para el asesoramiento de los pacientes, dijo Aneesha Ahluwalia, estudiante de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, en New Haven, Connecticut.

“Aunque trabajos anteriores han demostrado que hay una disminución significativa de la Calidad de vida relacionada con la visión cuando los pacientes pasan de la DMAE temprana a la avanzada, hay una escasez de literatura que explore las tendencias longitudinales antes y después de esta transición y se sabe poco sobre las características de los pacientes asociadas con los cambios en la Calidad de vida relacionada con la visión. Además, los estudios anteriores sobre la CVRS han examinado la DMAE avanzada como un grupo único o se han centrado en la DMAE neovascular, a pesar de que la DMAE avanzada puede referirse tanto a la AG central como a la DMAE neovascular. Como el número de individuos con DMAE sigue aumentando y se está evaluando la eficacia de nuevos tratamientos, es importante comprender el impacto de ambas formas de DMAE avanzada en la CVRS”, dijo. “Nuestros hallazgos sugieren que los futuros estudios que examinen la VRQoL en pacientes con DMAE avanzada podrían considerar examinar por separado las cohortes de AG central y DMAE neovascular“.

Los análisis de los cambios en la Calidad de vida relacionada con la visión antes y después de la transición a la etapa avanzada de la enfermedad dentro de cada cohorte de DMAE avanzada mostraron que, entre los participantes con DMAE neovascular, la tasa de disminución de la Calidad de vida relacionada con la visión fue significativamente mayor después de que se produjera la neovascularización que antes. Sin embargo, no hubo cambios significativos en la tasa de disminución de la Calidad de vida relacionada con la visión tras el desarrollo de la atrofia geográfica central.

“Cuando agrupamos ambas cohortes, descubrimos que la tasa de disminución de la Calidad de vida relacionada con la visión aumentó significativamente tras el desarrollo de la enfermedad, lo que probablemente fue impulsado por la cohorte de DMAE neovascular“, dijo Ahluwalia. “Estos resultados sugieren que la progresión a la enfermedad avanzada puede tener un impacto más dramático en la VRQoL en pacientes con DMAE neovascular en comparación con aquellos con atrofia geográfica central“.

Ahluwalia señaló que estos datos reflejan la experiencia clínica de que los pacientes con DMAE neovascular suelen mantener una buena función visual hasta la aparición de la neovascularización, mientras que a medida que se desarrolla la AG, los pacientes suelen experimentar un deterioro más lento y constante de la función visual que les permite adaptarse.

La investigación también determinó que las mujeres y los individuos con una mayor Calidad de vida relacionada con la visión de base eran más propensos a experimentar un deterioro transversal de la Calidad de vida relacionada con la visión durante el periodo de estudio. La asociación de género es coherente con los informes de las puntuaciones transversales más bajas de VRQoL entre las mujeres con diversas condiciones oftálmicas, incluyendo la DMAE. Estudios anteriores también han demostrado que el deterioro de la Agudeza visual mejor corregida a lo largo del tiempo es mayor en los individuos que comienzan con un nivel inicial más alto, dijo Ahluwalia.

“En pocas palabras, los individuos que comienzan con un nivel de Calidad de vida relacionada con la visión más alto pueden tener más que perder, mientras que el hallazgo de que el deterioro transversal de la Calidad de vida relacionada con la visión es más probable en las mujeres podría estar relacionado con las diferencias de género en el impacto de la discapacidad visual en las actividades diarias y justifica una mayor investigación”, dijo Ahluwalia.

Calidad de vida relacionada con la visión: impacto en la DMAE avanzada

 

Autor: Cheryl Guttman Krader, BS, Pharm

Traducción: Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada