En la practica diaria en tratamientos de baja visión nos encontramos a muchas personas que nos comentan sus experiencias clínicas de su afección, y es demasiado habitual expresiones que reciben como: “es lo que hay”, “aproveche la visión que le queda”, “su patología no tiene tratamiento”, “qué culpa tenemos de que usted esté así”, etc…

Estas personas no paran de dar vueltas de un sitio a otro para escuchar lo mismo y se sienten que nadie les entiende y les hace caso.

Desde Mácula Retina y con la ayuda de todos queremos conseguir que estas actitudes cambien, que la persona y familiares tengan la información disponible (que es mucha), que se conozca que hay opciones y que existen muchos caminos para aliviar y mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad visual. Que son muchos los profesionales, (Oftalmólogos, Optometristas especializados en Baja visión y rehabilitación , terapeutas, psicólogos , etc…) y que SÍ, que hay opciones muy validas y realmente aplicables.

Empecemos por hacer entender que a un paciente con baja visión, no se le puede llamar por un altavoz para indicarle que “pase a consulta 2, final del pasillo a la derecha” (hay que acompañarles), es como si en las consultas de otorrino avisaran al paciente con susurros.

Nuestra misión es hacer que las cosas sean coherentes y que se utilice el sentido común, que las personas consigan la máxima autonomía y la menor dependencia para hacer sus tareas cotidianas e incluso que muchas de estas personas recuperen su acceso a la vida laboral, eso SÍ es posible; la practica diaria en nuestro trabajo lo demuestra.

Ricardo Roca
Especialista en Baja Visión de la SEEBV (Sociedad Española de Especialistas en Baja Visión)