Científicos identifican un elemento inesperado que causa pérdida de visión en pacientes con DMAE

Científicos han identificado un actor inesperado en la reacción inmunológica fallida y que causa pérdida de visión en pacientes con degeneración macular relacionada con la edad (DMAE), según un nuevo estudio publicado en eLife.

Los hallazgos sugieren que una proteína inmunoestimulante llamada interleuquina-4 (IL-4) y su receptor podrían ser esperanzadoras dianas terapéuticas para nuevos medicamentos para tratar la DMAE, una forma común de pérdida de visión relacionada con la edad.

En los pacientes con DMAE, la inflamación en el ojo desencadena un crecimiento excesivo de nuevos vasos sanguíneos en el centro de la retina. Este proceso daña los fotorreceptores del ojo y lleva a una pérdida progresiva de la visión.

Normalmente, las células de la médula ósea ayudan al cuerpo a reparar los tejidos dañados, mientras que la IL-4 ayuda a suprimir el crecimiento excesivo de los vasos sanguíneos. El co-autor Takashi Baba, profesor asociado junior de la División de Oftalmología y Ciencias Visuales de la Universidad de Tottori, Japón, y sus colegas decidieron estudiar si estos agentes podrían ser útiles en pacientes con DMAE.

“El propósito de nuestro estudio fue determinar si las células de la médula ósea y la IL-4 protegen a los fotorreceptores de la neurodegeneración en los pacientes con DMAE”, explica Baba.

Para ello, el equipo midió los niveles de IL-4 en los ojos de 234 pacientes con DMAE y 104 personas mayores que se sometieron a una cirugía de cataratas. Encontraron que las personas que tenían DMAE tenían niveles más altos de IL-4 que aquellos que se sometían a la cirugía.

Luego, encontraron que la IL-4 también estaba elevada en ratones en una enfermedad que se parece a la DMAE, neovascularización coroidea (NVC). Para determinar si la IL-4 ayudaba o perjudicaba a los animales, les administraron IL-4 y descubrieron que aumentaba el crecimiento excesivo de los vasos sanguíneos en el ojo. Un anticuerpo que bloquea la producción de IL-4 redujo este crecimiento de los vasos sanguíneos. Los ratones con una enfermedad similar a la DMAE que fueron genéticamente diseñados para carecer de IL-4 también tuvieron menos crecimiento de vasos sanguíneos.

Nuestros resultados indican que la IL-4 juega un papel crucial en el crecimiento excesivo de los vasos sanguíneos al captar células de la médula ósea que ayudan a este crecimiento de la lesión en el ojo.

Takashi Baba, Co-autor del estudio y Profesor Asociado, División de Oftalmología y Ciencias Visuales, Universidad de Tottori

“Estos resultados fueron una sorpresa y sugieren que las respuestas inmunológicas normalmente útiles pueden, incluso, causar más daño”, añade el co-autor Dai Miyazaki, profesor adjunto de la División de Oftalmología y Ciencias Visuales de la Universidad de Tottori. “Como el IL-4 juega un papel clave en la activación de la enfermedad en la DMAE, puede servir como objetivo para nuevos tratamientos para tratar esta enfermedad”.

Científicos identifican un elemento inesperado que causa pérdida de visión en pacientes con DMAE

Autores: Takashi Baba, Dai Miyazaki, Kodai Inata , Ryu Uotani , Hitomi Miyake, Shin-ichi Sasaki , Yumiko Shimizu , Yoshitsugu Inoue , Kazuomi Nakamura
División de Oftalmología y Ciencias Visuales, Facultad de Medicina, Universidad de Tottori, Japón; División de Bioquímica Patológica, Departamento de Ciencias Biomédicas, Facultad de Medicina, Universidad de Tottori, Japón.

Traducción: Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada