Cómo ayudar a mi familia y amigos a adaptarse a la pérdida de mi visión.

Aquí hay algunas sugerencias para ayudarte a comenzar una discusión con tus familiares y amigos:

Cuéntale a tu familia y amigos cómo te hace sentir la pérdida de visión actualmente. En las primeras etapas de la pérdida de la visión, sería comprensible si sintieras tristeza, enfado, fragilidad o inseguridad.

Habla con alguien en quien confíes, que te conozca y te cuide. Es importante compartir tus sentimientos y que otros compartan sus sentimientos contigo.

A continuación, puedes abordar el conjunto de tus preocupaciones más abiertamente.

Por ejemplo, os podría ayudar tanto a ti como a tu familia hablar de las actividades diarias que crees que puedes desempeñar por tu cuenta, o con una ayuda mínima, y ​​qué actividades requerirán alguna ayuda.

Al principio, es posible que tengas que seguir recordando a tus familiares y amigos acerca de tus capacidades y tus experiencias diarias.

Recuerda también que puede ser difícil para ellos “dejar hacer” sin sentirse heridos o rechazados. Pero si compartes tus lógicas preocupaciones, se pueden crear oportunidades para buscar posibles soluciones juntos.

También ayuda si te preocupas en explicar por qué puedes ver mejor algunos días que otros; por ejemplo, quizás veas mejor en días nublados porque el deslumbramiento que produce el sol puede “cegarte” temporalmente y afectar a tu capacidad para funcionar.

Si tienes degeneración macular relacionada con la edad (DMAE), es útil explicar que, si bien no puedes ver las caras debido a problemas con tu visión central, todavía puedes caminar al aire libre de manera segura porque tu visión periférica (o lateral) sigue intacta y útil.

Traducción: Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada