¿Cómo funcionan tus ojos?

Nuestra visión nos permite ser conscientes de nuestro entorno. El ochenta por ciento de todo lo que aprendemos es a través de nuestra vista.

Hay diferentes partes del ojo que ayudan a crear la visión. El ojo, al igual que el corazón o los pulmones, es un órgano de nuestro cuerpo.

Cada ojo se compone de más de 2 millones de estructuras funcionales.

“Vemos” con nuestro cerebro; nuestros ojos recopilan información visual y comienzan este complejo proceso.

  • La luz pasa a través de la córnea, la superficie clara, en forma de cúpula que cubre la parte frontal del ojo. La córnea dobla o refracta esta luz entrante.
  • El iris, la parte coloreada del ojo, regula el tamaño de la pupila, la apertura que controla la cantidad de luz que ingresa al ojo.
  • Detrás de la pupila está el cristalino, una parte clara del ojo que enfoca aún más la luz, o una imagen, en la retina.
  • La retina es un tejido delgado, delicado y fotosensible que contiene células especiales “fotorreceptores” que convierten la luz en señales eléctricas. Hay aproximadamente unos 125 millones de células fotorreceptoras en nuestra retina.
  • Cuando la luz entra en el ojo, enfoca en un punto de la mácula, un área pequeña en el centro de la retina en la parte posterior del ojo. La mácula es responsable de la visión central detallada, lo que le permite ver detalles finos y los colores, leer y reconocer rostros.
  • Estas señales eléctricas se procesan aún más y luego viajan desde la retina del ojo hasta el cerebro a través del nervio óptico, un paquete de aproximadamente un millón de fibras nerviosas.
  • Cuando la luz estimula las células nerviosas de la retina, se envían mensajes a lo largo del nervio óptico al cerebro. Los nervios ópticos de los dos ojos se unen dentro del cerebro. El cerebro usa información de cada nervio óptico para combinar la visión de los dos ojos, lo que nos permite ver una imagen.