Lupas ópticas y electrónicas

Ya están disponibles en el mercado una gran variedad de dispositivos ópticos y electrónicos para los discapacitados visuales, y se están desarrollando para ayudar con la movilidad de los pacientes, más allá del perro guía tradicional y del bastón blanco o verde, para ayudar con la lectura y con otras funciones diarias. Las ayudas visuales más comunes son las lupas ópticas y electrónicas, que se muestran en las figuras. Las pantallas modernas con alta resolución, rango dinámico amplio, y buen contraste, así como software para la mejora del contraste y la inversión (texto blanco sobre fondo negro) hacen mucho más cómoda la lectura en la mesa que una lente de aumento. Sin embargo, estos dispositivos simples no pueden ofrecer ayuda con la navegación y el reconocimiento de objetos en casa o en el supermercado.

Lupa óptica -La receta más popular para el paciente de baja visión. Es muy útil para la tarea estática de lectura, pero no para las tareas más móviles, tales como navegación, reconocimiento de objetos, y “cocinar la cena en la cocina”.

Una cámara digital adquiere la imagen, que luego se amplifica y se presenta en la pantalla electrónica digital. Con la amplia disponibilidad de libros electrónicos y otros medios de comunicación, la cómoda lectura en una pantalla grande se vuelve aún más natural.

Un telescopio implantable ya está disponible en muchas de las principales clínicas de baja visión en los Estados Unidos. Sin embargo, hasta ahora tales dispositivos no han ganado popularidad debido a la reducción severa en el campo visual y la falta de reversibilidad debido a la implantación.

Un pequeño telescopio se inserta en lugar de la lente intraocular convencional. Se proporciona un aumento de la visión central del paciente, pero reduce el campo visual.

Traducción: Asociación Mácula Retina

 

Web Relacionada