La etapa temprana de la DMAE puede empezar mucho antes de lo que se pensaba.

Es ampliamente aceptado que la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es la causa más común de discapacidad visual y ceguera en los países industrializados. Sin embargo, es dudoso que pueda seguir siendo definida como una enfermedad de las personas mayores de 50 años. Las investigaciones para determinar la incidencia de la degeneración macular relacionada con la edad emprendida como parte del Estudio de Salud de Gutenberg, del University Medical Center of Johannes Gutenberg University Mainz (JGU) han demostrado que incluso las personas menores de 50 años pueden estar afectadas por una forma temprana de esa enfermedad ocular. A un poco menos del 4 por ciento de las personas de 35 a 44 años de edad, participantes del estudio poblacional se les encontró que padecían DMAE.

Con el fin de identificar la incidencia de la DMAE en función de la edad y del género, el equipo de investigación del Departamento de Oftalmología de la Universidad del Centro Médico Mainz dirigido por la Dra. Christina Korb, Alireza Mirshahi, y el profesor Norbert Pfeiffer han evaluado el fondo de ojo de 4340 participantes en el Estudio de Salud de Gutenberg. Se evaluaron la estructura vascular, la cabeza del nervio óptico y la mácula del ojo, que es el punto de visión más nítido. Los resultados documentan en general que la incidencia de la DMAE aumenta con la edad. Sin embargo, los investigadores también descubrieron con sorpresa que incluso las personas menores de 50 años ya pueden verse afectadas por la DMAE en su etapa temprana. En el grupo de edad de 35  a 44 años, el 3,8 por ciento de los sujetos del estudio de salud de Gutenberg se vio afectado por la enfermedad. Las conclusiones de los investigadores de Maguncia contradicen así la hipótesis actual de que la degeneración macular relacionada con la edad se produce sólo en el sector de la población que tiene más de 50 años de edad.

Con la ayuda de sus hallazgos, los investigadores también fueron capaces de hacerse una idea de la frecuencia con la que se producen las distintas formas de degeneración macular relacionada con la edad. En promedio, cerca del 12 por ciento de los examinados de 35 a 74 años de edad tenía DMAE en etapa temprana, pero sólo el 0,2 por ciento de los participantes del estudio mostró síntomas de la etapa tardía de DMAE, que se asocia a menudo con graves deficiencias visuales. “Nuestra investigación muestra que la degeneración macular relacionada con la edad puede ocurrir mucho antes de lo que se pensaba. Esto significa también que puede haber posibles consecuencias con respecto a los exámenes de detección de estas enfermedades”, concluyó la Dra. Christina Korb.

La degeneración macular relacionada con la edad conduce a la pérdida de la agudeza visual. La causa es el daño en las células en la región de la retina central también conocida como la “mancha amarilla”. Todavía no hay suficiente información sobre el número anual de personas que desarrollan la DMAE y los investigadores con sede en Mainz esperan ser capaces de remediar esto con la ayuda de su próximo proyecto. A medida que la cohorte de Gutenberg fue sometida a un examen de seguimiento, cinco años después de su inclusión en el estudio, el grupo de investigación ahora tiene acceso a los datos más relevantes y fiables. “El diseño prospectivo del estudio, junto con la disponibilidad de datos de investigación interdisciplinario, debería hacer posible que podamos identificar los factores de riesgo para el desarrollo de las formas tardías de la DMAE en nuestra cohorte. Esperamos con interés y con algo de emoción los resultados”, explicó el equipo. El objetivo es dar a conocer, por primera vez, la incidencia de la DMAE en toda la población de Alemania.

Fuente: Johannes Gutenberg Universitaet Mainz
Tradución: Asociación MÁCULA RETINA

 

Web Relacionada