La importancia de la terapia de grupo en la rehabilitación de pacientes con discapacidad visual

La experiencia de POLO NAZIONALE IPOVISIONE: los grupos de autoayuda se convierten en una fuente de mejora psicológica para los pacientes que sufren depresión y ansiedad y que deciden realizar un curso de rehabilitación visual.

Aproximadamente 253 millones de personas en todo el mundo son discapacitadas visuales o ciegas1. La baja visión es una de las principales causas de discapacidad provocada por enfermedades oculares crónicas como la degeneración macular asociada a la edad, la miopía patológica y el glaucoma.

La perdida de visión como una reducción bilateral, severa e irreversible de la capacidad visual que no puede ser curada o corregida por ningún medio o cirugía. Esta situación interfiere en la vida cotidiana al dificultar considerablemente acciones como la lectura, la conducción o incluso el simple reconocimiento de caras.

Muchos autores coinciden en que la perdida de visión progresiva y degenerativa conlleva un grave malestar emocional: sentimientos de inadecuación, ansiedad y soledad, reducción de la autoestima y de la autonomía.

Aproximadamente entre el 10 y el 30% de las personas con discapacidad visual presentan síntomas de depresión y ansiedad.

Por ello, en el Polo Nazionale Ipovisione el psicólogo entra en una dimensión multidisciplinar, formando parte de un equipo de rehabilitación compuesto por profesionales de diferentes ámbitos, con el fin de apoyar a los pacientes al inicio, durante y después del proceso de rehabilitación.

Los grupos de autoayuda han demostrado ser un método excelente para afrontar las consecuencias psicológicas de las enfermedades crónicas.

Las personas que padecen enfermedades muy graves o crónicas tienen la oportunidad de compartir sus experiencias y afrontar problemas comunes.

Los grupos de autoayuda suelen estar formados por un máximo de 12 personas y son importantes para la atención y el apoyo psicológico en un intento de promover el cambio personal y social.

La Organización Mundial de la Salud identifica a los grupos de autoayuda como una herramienta eficaz para la promoción del bienestar, ya que contribuyen a la participación de los ciudadanos en la gestión de su propia salud.

Según un estudio publicado en la revista Mediterranean Journal of Clinical Psycology 2, la inclusión de grupos de autoayuda en las intervenciones de rehabilitación visual condujo a una mejora de los síntomas de depresión y ansiedad.

La investigación destaca que las mejoras psicológicas no están relacionadas con los cambios positivos en la función visual, sino con el apoyo del grupo.

Estos resultados proporcionan nueva información importante para la gestión y el desarrollo de modelos innovadores de rehabilitación visual.

Aunque es necesario seguir investigando para comprender si los efectos son a largo plazo, los grupos de autoayuda parecen ser un enfoque eficaz para las personas con discapacidad visual, ya que les permiten mejorar su autoestima, su sentido de la eficacia y reducir los niveles de depresión y ansiedad.

La importancia de la terapia de grupo en la rehabilitación de pacientes con discapacidad visual

1 E. Rellini, V. Silvestri, M.Guidobaldi, S. Turco, F.M Amore, F. Fortini “Self-help group for addressing depression and anxiety in the visually impaired. A  Pilot Study” in Mediterranean Journal of Clinical Psychology, volume 9, n1, 2021
2 Op.Cit.

Traducción: Asociación Mácula Retina.
Web Relacionada