La investigación sobre la visión del pulpo hace posible una prueba rápida y sencilla para detectar la DMAE

Una investigación de la Universidad de Bristol sobre la visión de los pulpos ha dado lugar a una prueba rápida y sencilla que ayuda a identificar a las personas con mayor riesgo de degeneración macular, la principal causa de pérdida de visión incurable.

La base de este avance se publica en el último número de la revista Journal of Experimental Biology y describe la nueva tecnología desarrollada por el investigador principal, el profesor Shelby Temple, para medir la capacidad de los pulpos —que son daltónicos— para detectar la luz polarizada, un aspecto de la luz que los humanos no pueden ver fácilmente. Con esta novedosa tecnología, el equipo de investigadores demostró que los pulpos tienen el sistema de visión de polarización más sensible de todos los animales examinados hasta la fecha. Las investigaciones posteriores utilizaron la misma tecnología en humanos y culminaron en el desarrollo de un novedoso dispositivo médico que evalúa el factor de riesgo de pérdida de la vista en etapas avanzadas de la vida.

El profesor Shelby Temple, que ocupa puestos honoríficos en la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Bristol y en la Facultad de Optometría de la Universidad de Aston, explicó las repercusiones de los hallazgos del equipo. Dijo:

“Sabíamos que los pulpos, al igual que muchas especies marinas, podían ver patrones en la luz polarizada de forma muy parecida a como nosotros vemos el color, pero no teníamos ni idea de que pudieran hacerlo cuando la luz sólo estaba polarizada en un 2%; fue una sorpresa emocionante, pero aún más sorprendente fue cuando después hicimos pruebas con humanos y descubrimos que eran capaces de ver patrones de polarización cuando la luz sólo estaba polarizada en un 24%”.

“Los humanos podemos percibir la polarización porque los pigmentos maculares de nuestros ojos absorben de forma diferencial la luz azul-violeta en función de su ángulo de polarización, un efecto conocido como cepillo de Haidinger. Es como un supersentido que la mayoría de nosotros ni siquiera sabemos que tenemos, que revela una tenue forma de barra o bastoncillo amarillento en la retina. Cuantos más pigmentos tenga una persona, más protegida estará contra la pérdida de visión.

“Al inventar un método para medir la visión de polarización en los pulpos, pudimos utilizar la tecnología principal para desarrollar un novedoso dispositivo oftálmico que puede detectar rápida y fácilmente a las personas con bajos pigmentos maculares, un fuerte factor de riesgo para una mayor susceptibilidad a la degeneración macular.”

Los pigmentos maculares son la protección natural del organismo contra la dañina luz azul-violeta. Este nuevo enfoque de las pruebas permite ofrecer consejos preventivos a los pacientes. De este modo, los pacientes pueden tomar decisiones sencillas sobre su estilo de vida, como llevar gafas de sol o comer más frutas y verduras de color verde oscuro y brillante, que pueden ayudarles a proteger su visión a lo largo de la vida.

Estoy muy contento de que se haya publicado este trabajo, ya que fue la base sobre la que desarrollamos nuestra nueva y emocionante tecnología para medir los pigmentos maculares”. Profesor Shelby Temple

Los pigmentos maculares son los carotenoides luteína, zeaxantina y meso-zeaxantina que sólo podemos tomar a través de la dieta. Proporcionan protección a largo plazo a la retina y esto ayuda a prevenir la degeneración macular relacionada con la edad al actuar como antioxidantes y al absorber en gran medida las longitudes de onda visibles (azul-violeta) de alta energía más dañinas (380-500 nm) de la luz que llega a nuestra retina.

Un reto para el ámbito de la salud ocular es que no es posible determinar los niveles de pigmento macular de una persona sin medirlo, y hasta ahora la mayoría de las técnicas requerían demasiado tiempo, eran difíciles o caras para formar parte de los exámenes oculares habituales. La nueva tecnología desarrollada por el profesor Temple a través de su empresa de nueva creación Azul Optics Ltd, permite una rápida detección de los niveles de pigmento macular y puede utilizarse en pacientes de entre 5 y 95 años de edad. El profesor Temple añadió:

“Todos vivimos más tiempo y esperamos hacer más cosas cuando seamos mayores, así que espero que este invento fortuito ayude a que la gente haga más por cuidar sus ojos, para que no sufran esta devastadora enfermedad”.

La investigación sobre la visión del pulpo hace posible una prueba rápida y sencilla para detectar la DMAE

 

Traducción: Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada