La restauración de la autofagia como base para tratar la degeneración macular.

La ceguera producida por la DMAE está relacionada con la acumulación de lipofuscina en las células, una resistente colección de los productos metabólicos de desecho que el organismo no puede descomponer eficazmente. La lipofuscina acumulada produce un fallo progresivo en el reciclaje de las células y en los mecanismos de conservación conocidos como autofagia –esto es debido a un fallo de los lisosomas, una parte de la maquinaria de la autofagia que se queda cada vez más obstruida e hinchada por la lipofuscina.

La degeneración macular es una de las mejores manifestaciones conocidas de este proceso, pero ocurre en las células de larga duración en todo el cuerpo. Las propuestas SENS (Strategies for Engineered Negligible Senescence) para terapias de rejuvenecimiento incluyen el uso de enzimas de bacterias para descomponer los componentes de lipofuscina, a fin de restablecer la autofagia y eliminar esta aportación al envejecimiento degenerativo. Las investigaciones de libre acceso de la autofagia y de la degeneración macular que se citan a continuación son compatibles con los SENS (Strategies for Engineered Negligible Senescence) en cuanto al mejor modo de proceder:

CITA

Un nuevo [estudio] cambia nuestra comprensión de la patogénesis de la degeneración macular relacionada con la edad (DMAE). Los investigadores descubrieron que los cambios degenerativos y la pérdida de la visión son debidos al deterioro de la función del mecanismo de limpieza del deposito lisosomal, o autofagia, en el fondo del ojo. Los resultados abren nuevas vías para el tratamiento de la forma seca de la DAME, que actualmente carece de un tratamiento eficaz.

La DMAE es una enfermedad por almacenamiento en la que se desarrollan acumulaciones de proteínas dañinas detrás de la retina. Estas acumulaciones son indicativos de la gravedad de la enfermedad. A medida que la enfermedad progresa, las células sensoriales de la retina en el área de la visión central se dañan, lo que lleva a la pérdida de la visión central. Los mecanismos biológicos que subyacen a la acumulación de proteínas celulares se mantienen en gran parte desconocidos.

Por primera vez en la historia, el presente estudio demostró que la DMAE se asocia con el deterioro de la autofagia lisosomal, que es un importante mecanismo de limpieza del fondo del ojo. Esto hace que las células del fondo del ojo no puede disponer de los viejas, deformadas o si no de las proteínas defectuosas, lo que, a su vez, conduce al desarrollo de la acumulación de proteínas y a la pérdida de la visión. El estudio puede ser considerado como un gran avance, ya que los resultados cambian nuestra comprensión de la patogénesis de la DMAE y también abre nuevas vías para el tratamiento de la forma seca de la DMAE. Medicamentos que inhiben el deterioro de la autofagia podrían, posiblemente, incluso detener la progresión de la DMAE.

Fuente: fightaging org
Traducción: Asociación Mácula Retina
Imagen: Autophagy During Ageing in Drosophila