Las pruebas con ratones, publicadas en Stem Cells Translational Medicine, demostraron que las células humanas podrían restaurar parte de la visión a ratones completamente ciegos.

El equipo de la University College London explico que resultados similares en humanos mejorarían la calidad de vida, pero no darían suficiente visión para leer.

Los estudios en humanos comenzaran dentro de tres años.

Ya se utilizan córneas donadas para mejorar la visión de algunas personas, pero el equipo del Institute for Ophthalmology, de la UCL, ha extraído un tipo especial de células de la parte posterior del ojo.

Estas células gliales de Müller son un tipo de células madre adultas capaces de transformarse en las células especializadas en la parte posterior del ojo y pueden ser útiles para el tratamiento de una amplia gama de trastornos de la vista.

En el laboratorio, estas células estaban preparadas químicamente para convertirse en células bastones que detectan luz en la retina.

Al inyectar en el polo posterior del ojo de ratones completamente ciegos los bastones fotorreceptores se consiguió restaurar parcialmente su visión

Los escáneres cerebrales mostraron que se recupero un 50% de las señales eléctricas entre el ojo y el cerebro gracias al tratamiento.

Uno de los investigadores, la profesora Astrid Limb, explico a la BBC lo que significarían esos cambios para las personas: “Es probable que no sean capaces de leer, pero podrían moverse y detectar una mesa en una habitación”.

“Serían capaces de identificar una tetera y una taza para hacerse un té. Su calidad de vida sería mucho mejor, aunque no pudiesen leer o ver la televisión”.

Las células podrían ser capaces de ayudar a los pacientes con patologías como la degeneración macular o la retinosis pigmentaria.

Ensayos con células madre humanas ya están teniendo lugar con material tomado de embriones.

Sin embargo, esto éticamente es complejo y se tarda varios meses en preparar las células. Y las células gliales de Müller pueden estar listas en una semana.

La Prof. Limb comentó: “Están fácilmente disponibles y son muy fáciles de manejar en el laboratorio, por lo que desde ese punto de vista son mejores, pero pueden expresar antígenos que pueden desencadenar una respuesta inmune”.

Esto significa que las células donadas podrían ser rechazadas como en un trasplante de órganos.

Los siguientes pasos es preparar las células con una calidad de tratamiento clínico para que los ensayos en humanos puedan comenzar.

Los investigadores creen que se podrían necesitar tres años antes de que los ensayos clínicos comiencen.

El Dr. Paul Colville-Nash, director del programa de medicina regenerativa del Medical Research Council, que financió el estudio, dijo: “Este interesante estudio muestra que las células gliales de Müller son otro camino viable de exploración de la terapia celular en enfermedades de la retina.”

“No esta claro aun qué enfoque será más efectivo cuando a estas técnicas experimentales les sigan los ensayos con humanos, por eso es importante para el progreso de la investigación seguir todas los caminos en la búsqueda de una cura para la perdida de la visión”.

Fuente: bbc.com
Traducción: Asociación Mácula Retina

 

Web Relacionada