Es posible que la mácula no se beneficie de una lente intraocular con filtro de luz azul.

La inserción de una lente intraocular (LIO) con filtro de luz azul durante la cirugía de cataratas podría no beneficiar a la mácula, según los investigadores.

“Se ha sugerido que las LIO que atenúan selectivamente la luz visible de longitud de onda corta (LIO de filtro de luz azul) pueden ser beneficiosas para la salud macular”, señala la Dra. Laura Downie de la Universidad de Melbourne en Parkville, Australia y sus colegas. “El hecho de que las LIOs con filtro de luz azul den una fotoprotección retiniana es importante para la salud pública, particularmente en el contexto de la demografía del envejecimiento y de la prevalencia global, cada vez mayor, de la degeneración macular relacionada con la edad“.

En mayo pasado, la Dra. Downie fue la autora principal de una revisión sistemática Cochrane que examinó este tema (http://bit.ly/2NyibLC). Más recientemente, en un artículo publicado en línea el 21 de febrero en JAMA Ophthalmology, ella y otros dos colegas analizaron los hallazgos clave de esa revisión.

“Nuestro análisis sugiere que el (los) efecto (s) potencial (es) de las LIO que filtran la luz azul sobre la integridad de la retina siguen siendo inciertos”, dijo la Dra. Downie a Reuters Health por correo electrónico. “Como tal, el uso de estos dispositivos con la intención específica de impartir beneficios a la mácula actualmente no está respaldado por la mejor evidencia de investigación clínica disponible”.

“En nuestra revisión sistemática Cochrane”, dijo, “encontramos: (1) ninguna diferencia clínicamente significativa en la agudeza visual a corto plazo (3 a 18 meses después de la operación) entre el filtro de luz azul y las LIO estándar; y (2) no hay diferencia clínicamente significativa en otros parámetros de rendimiento visual, como la sensibilidad al contraste, entre los dos tipos de dispositivos “.

No había datos suficientes para evaluar los efectos adversos potenciales de las LIO que filtran la luz azul, anotó. “En cualquier estudio futuro, la transparencia en la notificación de eventos adversos es esencial para garantizar la exactitud de los resultados informados y para estimar la probabilidad de posibles daños”.

La revisión sistemática Cochrane incluyó 51 ensayos controlados aleatorios realizados en 17 países que compararon una LIO con filtro de luz azul con una LIO sin filtro de luz equivalente en pacientes adultos sometidos a cirugía de cataratas. Los resultados clínicos se evaluaron en más de 5,000 ojos, con un seguimiento que osciló entre un mes y cinco años.

Las heterogéneas técnicas de medición para los resultados, el informe incompleto de los datos y / o los distintos períodos de seguimiento limitaron la capacidad de los investigadores para combinar los datos de los ensayos para extraer conclusiones más significativas.

Traducción: Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada