Medicina Alternativa para la Degeneración Macular: ¿Funciona?

Algunos pacientes con degeneración macular relacionada con la edad (DMAE) buscan en la medicina alternativa opciones de prevención. ¿Funciona?

Si bien hay pruebas sólidas de que ciertas vitaminas y dietas pueden reducir el riesgo de patologías visuales, otras opciones, como la reoforesis, la estimulación por microcorriente y la acupuntura no está demostrado de momento que la puedan reducir.

Algunas Formas de Medicina Alternativa

Reoforesis

La reoforesis es similar a la diálisis renal. La sangre del paciente es extraída de la vena de un brazo, filtrada y devuelta a otra vena en el otro brazo. El objetivo es eliminar las sustancias que pueden contribuir a la DMAE, incluyendo los lípidos y las proteínas inflamatorias. Aunque la reoforesis puede eliminar estas sustancias temporalmente, los ensayos clínicos no han determinado si es un tratamiento eficaz para la DMAE. Se inició un ensayo clínico en los Estados Unidos, pero se interrumpió debido a la falta de financiación.

Acupuntura

La acupuntura, parte de la medicina tradicional china, consiste en colocar agujas en lugares específicos en un intento de lograr efectos biológicos. Si bien la acupuntura la practican algunos médicos para la DMAE, en parte con el objetivo de aumentar el flujo sanguíneo en la retina, no está claro si este método es eficaz.

Estimulación por microcorriente

La estimulación por microcorriente, una corriente eléctrica suave, se puede aplicar al área ocular. Este método se ha utilizado en otras especialidades médicas para acelerar la curación. El objetivo es eliminar los productos de desecho de la retina. No está claro si la estimulación por microcorriente cumple este objetivo o mejora la visión o el pronóstico de los pacientes con DMAE.

Estrategias eficaces de prevención

Dado que la reoforesis, la acupuntura y la estimulación por microcorriente se mantienen como un beneficio todavía por comprobar, parece prudente hacer un esfuerzo con las vitaminas AREDS2 y con una dieta saludable rica en frutas y verduras, con pescado graso dos veces por semana, evitando la carne roja y productos alimenticios altamente elaborados que contienen azúcares simples (monosacáridos).

Las vitaminas pueden ayudar a ciertos pacientes con degeneración macular relacionada con la edad (DMAE) a disminuir el riesgo de perder la visión central, pero es importante encontrar los correctos, ya que hay muchos suplementos que se comercializan para la salud ocular.

El Estudio de las Enfermedades Oculares Relacionadas con AREDS 2 (Age-Related Eye Disease Study, AREDS 2), patrocinado por los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU, (U.S. National Institutes of Health) demostró que la suplementación con ciertos micronutrientes reduce la progresión de alto riesgo de la DMAE temprana a la tardía en un 25%. Esta fórmula contiene luteína 10 miligramos (mg), zeaxantina 2mg, vitamina C 500mg, vitamina E 400IU (unidades internacionales), óxido de zinc 80mg o 25mg (estas dos dosis funcionaron igualmente bien) y óxido cúprico [cobre] 2mg.

La fórmula AREDS1 (de un estudio anterior) contiene betacaroteno en lugar de luteína y zeaxantina, pero el betacaroteno puede causar cáncer de pulmón en fumadores y quizás ex fumadores, por lo que ha sido reemplazado por luteína y zeaxantina. Si lo recomienda su oftalmólogo, asegúrese de comprar los que dicen “fórmula AREDS2“.

Grandes estudios epidemiológicos han demostrado que ciertas dietas son protectoras, reduciendo el riesgo de DMAE. Específicamente, los vegetales de hojas verdes (col rizada, espinaca, col verde), frutas y pescado graso (salmón salvaje, atún, sardina, caballa) son protectores.

Fumar aumenta significativamente el riesgo, y deben hacerse todos los esfuerzos para poner fin al consumo del tabaco.

La evidencia también indica que mantener el peso corporal ideal y el ejercicio son protectores para los ojos, y también para el resto del cuerpo.

Traducción: Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada