Bionic Vision Technologies anuncia los resultados de un estudio piloto provisional del nuevo sistema de retina artificial BVT Bionic Eye diseñado para lograr una mayor movilidad e independencia.

Los datos de 44 semanas muestran una mejoría importante tanto en la detección de obstáculos como en la detección de objetos.

Bionic Vision Technologies anunció hoy los resultados provisionales de un estudio piloto en el que participaron cuatro pacientes con Retinosis Pigmentaria (RP) en etapa tardía implantados con una prótesis visual diseñada para mejorar el conocimiento de los objetos y el entorno del paciente.

“Estos resultados representan un hito significativo para Bionic Vision Technologies y dan esperanza a muchos pacientes que han perdido la visión debido a la Retinosis Pigmentaria en etapa avanzada”, dijo Ash Attia, CEO. “En base a estos resultados positivos, BVT tiene la intención de iniciar un ensayo clínico mundial para la comercialización de nuestro dispositivo Gen3 que ofrecerá un mejor rendimiento y usabilidad, así como un diseño externo optimizado, parecido a unas gafas normales”.

Acerca del ojo biónico BVT

El Sistema de Ojo Biónico de BVT consiste en un dispositivo portátil y un implante visual similar en concepto y diseño al utilizado por los implantes auditivos cocleares. Funciona traduciendo las imágenes de una cámara montada en una montura de gafas en señales eléctricas que estimulan los nervios a través de electrodos colocados detrás del ojo del paciente para llevar la información visual al cerebro.

El implante de los electrodos en el espacio supracoroideo (entre la coroides y la esclerótica), a diferencia del implante sub-retinal o epi-retinal, evita daños a una retina ya comprometida. Debido a que el implante se coloca detrás de la retina y no hace contacto con la misma, los pacientes podrán participar en terapias genéticas, de células madre u otras terapias futuras.

Desde 2012, un total de siete pacientes han recibido el implante supracoroideo BVT Bionic Eye en el Royal Victorian Eye and Ear Hospital y en el Centre for Eye Research Australia, Victoria, Australia.

El sistema biónico ocular Gen1, que utiliza un conector percutáneo no implantable, se implantó en tres pacientes durante un periodo de seguimiento de 12 meses en un estudio de fase I de prueba de concepto inicial/primero en humanos.

El sistema biónico ocular totalmente implantable Gen2 se está investigando actualmente en cuatro pacientes con RP en un estudio piloto de dos años. No se han comunicado acontecimientos adversos graves relacionados con el dispositivo en los estudios Gen1 o Gen2.

BVT está desarrollando ahora el sistema ocular biónico Gen3, que incorporará nuevos algoritmos de software, incluyendo el ajuste automático a las condiciones de iluminación ambiental. El dispositivo externo será más pequeño, más ligero y se parecerá más a las gafas tradicionales para mejorar la comodidad del paciente y la interacción social.

De todas las pruebas de movilidad realizadas, la mejora más significativa en esta cohorte se observó con la Primary Obstacle Avoidance Task, que se basa en que los participantes identifiquen los obstáculos en su camino. A las 44 semanas, los pacientes detectaron el 74,3% de los obstáculos cuando el dispositivo encendido, en comparación con sólo hasta el 4% de los obstáculos con el dispositivo apagado. También se registró una considerable mejoría en la Tarea de Localización que depende de que los participantes del estudio identifiquen y toquen un objeto similar a la forma de una ventana en una pared. A las 44 semanas, los sujetos fueron capaces de localizar y tocar la ventana el 70.3% de las veces cuando el dispositivo estaba encendido, comparado con sólo hasta el 24.4% del tiempo cuando el dispositivo estaba apagado.

Nueva retina artificial BVT Bionic Eye

Traducción: Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada