El laberinto de la pérdida de la visión y la depresión en las personas mayores

“La asociación entre la pérdida de la visión y la depresión en los adultos es un enigma complejo”, dijo Alan R. Morse, JD, PhD, Presidente y CEO de Lighthouse Guild, en un comentario sobre los desafíos de la pérdida de la visión y la depresión en personas mayores, publicado hoy en JAMA Ophthalmology.

El comentario es una respuesta a un estudio realizado por Sarah E. Jackson , PhD, del University College London y coautores, publicado en el mismo número, sobre discriminación percibida, discapacidad visual y bienestar emocional en las personas mayores.

El Dr. Morse cita una investigación que indica que las personas con pérdida de visión tienen entre dos y tres veces más probabilidades de tener depresión que la población general.

Esta depresión parece deberse a las consecuencias de la pérdida de la visión en sí misma, como la incapacidad para realizar tareas cotidianas, aunque existe una continua especulación sobre los mecanismos exactos. El impacto de la discriminación percibida en personas con pérdida de visión no ha sido bien estudiado.

El Dr. Morse dice que si bien se necesita permanentemente investigación para identificar los factores específicos que pueden conducir a la depresión en las personas que tienen pérdida de la visión, un enfoque en las estrategias de rehabilitación específicas del paciente que aborden la calidad de vida puede mejorar el bienestar y reducir la depresión.

“A pesar de la evidencia bien documentada de un aumento en la prevalencia de la depresión entre las personas con pérdida de la visión, la evaluación de la depresión por parte de los oftalmólogos sigue siendo poco frecuente. Es hora de hacer un cambio”, dice el Dr. Morse.

“La depresión, independientemente de su causa, tiene un impacto negativo en la calidad de vida y en la capacidad funcional, y hay que tratarla siempre”.

Traducción: Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada