¿Qué son las drusas maculares?

Si le han diagnosticado degeneración macular (DMAE), es probable que haya escuchado a su oftalmólogo decir algo acerca de ver algunas drusas durante el examen ocular. De hecho, el desarrollo de estos depósitos amarillos son los primeros signos de la DMAE. Algunas personas las tienen incluso antes de que noten algún cambio en su visión. Las drusas maculares son depósitos amarillos que se desarrollan entre el epitelio pigmentario de la retina y la capa coroidea, la capa de vasos sanguíneos que suministran nutrientes a la mácula.

Hay muchos factores que conducen al desarrollo de la DMAE, pero uno de ellos es la incapacidad de la mácula para deshacerse de los productos de desecho o para obtener nutrientes ricos en oxígeno del tejido subyacente. Las drusas puede contribuir a la obstrucción de este sistema de transporte.

Las células fotorreceptoras, los bastones y los conos, requieren una gran cantidad de oxígeno y, cuando no reciben suficiente cantidad, comienzan a degenerarse o morir. La mácula se compone predominantemente de células tipo cono. Las células cono son responsables de nuestra visión del color, la visión central y nuestra visión nítida detallada. A medida que estas células cono mueren, los colores son menos vívidos, la visión detallada o nítida se vuelve borrosa, y nuestra visión central se nubla.

Tipos de drusas

Hay dos tipos de drusas: duras y blandas. Es importante saber cuáles tiene. Las drusas duras son pequeñas y redondas con bordes muy afilados. Estos depósitos bien definidos son de color amarillo claro y se cree que son menos dañinos. Se vuelven más comunes con la edad y pueden o no indicar el desarrollo temprano de la degeneración macular relacionada con la edad.

Las drusas blandas son diferentes. Son más grandes con bordes menos definidos. Varían en tamaño y forma. Cuando su oftalmólogo vea drusas suaves durante un examen ocular, hay más motivos de preocupación. Se cree que estos depósitos son más dañinos porque interfieren con los productos de desecho que se eliminan de la mácula y el rico oxígeno que llega a la mácula. Las personas que tienen drusas suaves a menudo tendrán más cambios en la visión que aquellas que solo tienen drusas duras. Puede ser que necesiten más luz para ver las facturas, leer o realizar pasatiempos. Una mancha o áreas borrosas pueden aparecer en el centro de su visión.

Preguntas para su oftalmólogo

La próxima vez que vaya a un examen ocular, pregúntele a su médico acerca de las drusas en sus ojos.

Averiguar:

1. ¿Tengo drusas?
2. Si es así, ¿qué tipo de drusas tengo?
3. ¿Qué tamaño tienen y cuántas son de tamaño grande o mediano?

El número, el tamaño y el tipo de drusas ayudan a definir en qué etapa de la degeneración macular se encuentra una persona.

Traducción: Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada