Resiliencia y pérdida de visión: Las personas resilientes viven bien con pérdida de visión.

¿Qué es la resiliencia?

Helen Keller dijo una vez: “Aunque el mundo está lleno de adversidades, también está lleno de superación“. A raíz de grandes tragedias y traumas en las vidas de las personas, a menudo escuchamos historias de superación y triunfo.

¿Qué hay en el espíritu humano que permite que esto suceda?

Creo que es la resiliencia: la capacidad de adaptarse y recuperarse de los eventos estresantes. La resiliencia es la capacidad de recuperarse frente a la adversidad. Es la fuerza interior y la resistencia emocional lo que nos permite superar los desafíos de la vida. Todos tenemos esta capacidad en un grado u otro, y podemos desarrollar más según sea necesario. Todos nos enfrentaremos a la adversidad, y la pregunta que debemos hacernos es “¿Cómo lo superaré?”

¿Cómo podemos ser más resilientes?

Nos volvemos más resistentes pasando por momentos difíciles y aprendiendo de esos períodos en nuestras vidas. La vida te dará muchas oportunidades para desarrollar la capacidad de recuperación. Está llena de pérdidas, traumas, enfermedades y otros eventos estresantes. Podemos utilizar intencionalmente estrategias de respuesta sanas, como una actitud positiva, técnicas de autocuidado y habilidades para resolver problemas para sobrellevar la adversidad y ser más resistentes. Aquí hay algunas verdades que aprendí acerca de la resiliencia al quedarme ciega:

  1. Ya tienes dentro de ti lo que necesitas para sobrevivir y vivir bien con la ceguera. Los seres humanos son increíblemente adaptables, está en nuestro ADN. ¡Todo lo que tenemos que hacer es ejercitar esta capacidad, alcanzarla y ponerla en acción! Recientemente, mi hijo me regaló un brazalete que dice: “¡Creía que podía, ¡y lo hice!”  Primero debes creer en tu habilidad para manejar la adversidad.
  2. El miedo a la ceguera era peor que la ceguera en sí misma. Al principio, estaba abrumada y paralizado por la idea de la ceguera, con miedo de cómo me cambiaría a mí y a mi vida. Resulta que la ceguera no es una sentencia de muerte, y he aprendido a vivir con ella. No puede cambiar el hecho de que la adversidad haya ocurrido, pero puede cambiar la forma de interpretarla y darle una respuesta.
  3. Las conexiones con amigos y familiares son mi recurso más valioso. Fue gracias a la solidaridad de mi familia, amigos leales y las relaciones con otras personas que pasaron por la experiencia de la pérdida de visión que encontré la fuerza y ​​el coraje para aceptar la ceguera y seguir adelante. Muchos estudios demuestran que el factor principal de la resiliencia es tener relaciones afectuosas y de apoyo dentro y fuera de la familia.
  4. La mejor manera de afrontar la adversidad es con un enfoque sensato y de resolución de problemas. Era hora de dejar de ser emocional y dedicarse a aprender como vivir con ceguera. Necesitaba encontrar recursos, aprender nuevas habilidades y defenderme solo. Esto significaba obtener asesoramiento, servicios de rehabilitación visual y asistir a un grupo de apoyo. ¡Quizás para ti, esto significa que es hora de usar el bastón blanco o conseguir un perro guía! Debes actuar.
  5. La adversidad nos fortalece y puede traer muchas cosas positivas a nuestras vidas. Creo que ahora soy una persona más fuerte y más resistente. Vivir con ceguera me ha enseñado mejores habilidades organizativas y de resolución de problemas. ¡Estoy seguro de que mi matrimonio y mi familia son más fuertes debido a mi ceguera, ya que afecta a toda la familia! Y mis hijos han desarrollado algunas cualidades maravillosas al crecer en nuestra casa: compasión, ayuda y reconocimiento de habilidades diferentes.
  6. ¡El humor es una gran terapia! Muchos momentos divertidos, aunque incómodos, ocurren debido a la pérdida de mi visión. He aprendido a reír en estos momentos y he desarrollado un sentido del humor para allanar el camino. Es importante mantener el sentido del humor.
  7. El pensamiento positivo te alentará durante la crisis. Esta es una habilidad aprendida por la mayoría de nosotros. Las emociones negativas tienen sus raíces en el pensamiento negativo. A menudo, tendemos a explotar las cosas fuera de proporción y solo pensamos en los peores escenarios. Nos decimos a nosotros mismos: “Esta crisis nunca terminará …” “Me está sucediendo porque no tengo suerte …” y “Este suceso arruinará mi vida”. Podemos aprender a replantear nuestras circunstancias y desafiar el pensamiento distorsionado. Soy un pesimista nato convertido en optimista a través de la práctica de la positividad.
  8. Acepte que el cambio es parte de la vida. Ciertos objetivos pueden no ser realizables debido a sucesos adversos de la vida. Aceptar circunstancias que no se pueden cambiar puede ayudarle a centrarse en circunstancias que sí puede modificar. Es posible que necesite reinventarse, volver a imaginar sus sueños y redefinir los objetivos. Como dice Nike, lo hacemos y ya está; sigue con la tarea de volver a armar las piezas. Con el cambio viene la oportunidad.
  9. Cuidarse a sí mismo aumenta la resiliencia. Preste atención a sus propias necesidades y sentimientos al pasar por la adversidad. Participe en actividades que disfrute y encuentre relajantes. Haga ejercicio regularmente, aprenda a manejar el estrés y haga una dieta saludable. Cuidar de sí mismo ayuda a mantener su mente y cuerpo preparados para afrontar situaciones que requieren resistencia.

Si está experimentando un nuevo diagnóstico de pérdida de visión, ¡no se desespere! Puede vivir bien con discapacidad visual. En el apreciado libro, Winnie the Pooh, de AA Milne, Christopher Robin le dice a Pooh: “Eres más valiente de lo que crees, más fuerte de lo que pareces y más inteligente de lo que crees”.

Esto es cierto para todos nosotros.

En algún momento, decidí que si tenía que vivir con ceguera, ¡lo haría bien! Honestamente puedo decir que estoy en un buen lugar, y mi vida está llena, aunque es diferente de lo que imaginaba. Cada día trae momentos en los que sé que soy feliz. ¿Qué habilidades y fortalezas tienes para sobrellevar la pérdida de la visión? ¿Qué puedes hacer para ser más resistente? ¿Qué has aprendido sobre ti mismo en tiempos de adversidad? Hablemos de ello en los comentarios.

Autor: Audrey Demmitt

Traducción: Asociación Mácula Retina

 

Web Relacionada