Anteriormente publiqué un articulo sobre la aportación que hizo Ramón y Cajal en el mundo de la Retina. No obstante hay mas aportaciones como es la de Ignacio Barraquer, que con la finalidad de ofrecer su ciencia y sus conocimientos a los pacientes con recursos económicos escasos, instauró la Obra Social, financiada con recursos propios, gracias a la cual se atendía a estos pacientes. El resto de su labor ya es conocida mundialmente.

También hubo importantes aportaciones en el mundo de la óptica (Corrons, Cottet , etc…), pero yo os hablo de la primera fábrica de artículos de óptica y patentes que se fundo en nuestro país, por lo que a mí me toca.

¿Qué reivindico?

En mi opinión tenemos grandes virtudes como es la humildad, pero nos  falta la autoestima necesaria para avalar nuestra historia en el mundo de la visión. Cuando escucho que en otros países nos llevan años de ventajas en investigación, sólo puedo sentir decepción (no por sus logros, es evidente) y más cuando en esos grupos de investigación internacionales hay muchos paisanos y gracias a la aportación del Premio Nobel, Ramón y Cajal, desentrañamos la compleja estructura de la retina y todos trabajamos.

Actualmente contamos con los profesionales facultativos clínicos mas valorados a nivel mundial, y los tenemos en nuestra “casa”, evidentemente sin menoscabo del resto de la comunidad mundial que se relaciona con la visión.

Asumiendo mi exceso de vanidad, creo que es necesario que todos sepamos que hemos sido, y somos, una gran potencia en el mundo de la visión, en oftalmológica clínica, científica y física.

Debemos sentirnos orgullosos de nuestra aportación y por eso, por lo que a mi me toca, os facilito información sobre Industrias de Óptica Roca, como indiqué, primera fábrica de artículos ópticos.

Quizás es nuestra forma de ser, quizás es la memoria o, seguramente, la falta de autoestima.

Desde aquí solicito a todos los que puedan aportar su historia, hagan un esfuerzo y durante un momento, sólo un momento, dejen de ser humildes y refuercen la autoestima que tanta falta nos hace.

Ricardo Roca
Colegiado 3437