La Mácula es la pequeña área situada en el centro de la retina que utilizamos para la visión fina de los detalles. Es la zona que se utiliza para leer y ver las caras de las personas. En ella se enfocan los objetos y se distinguen los colores (conos), sobre todo en condiciones de buena iluminación, útil para detectar y evitar posibles obstáculos en el campo de visual.

El resto de la retina es responsable de la visión nocturna, la visión periférica y los movimientos (bastones).

Está ubicada en la parte posterior de la retina, mide 5 mm de diámetro y está limitada verticalmente por las arcadas vasculares temporales.

La retina, tiene las siguientes peculiaridades histológicas e histoquímicas:

  • Mayor grosor.
  • Ausencia de bastones, tan solo existen conos.
  • El número de conos es muy elevado, llegando a tener una densidad de 140.000 conos/mm².
  • Epitelio pigmentario más denso.
  • Gran contenido en pigmentos xantofílicos como la luteína y la zeaxantina, que tienen una función protectora frente a los foto-traumatismos.

CONSEJOS PRÁCTICOS SOBRE DMAE

  1.  Intentar utilizar la visión periférica mirando ligeramente por encima o a un lado del objeto que se quiere ver.
  2. Cuando se lea, utilizar una potente fuente de luz, dirigida directamente al texto, evitando los reflejos, es aconsejable usar filtros para interior con alta sensibilidad al contraste.
  3. Si la visión empeora durante el día con la luz solar, utilizar gafas de sol (filtros específicos y polarizados), preferiblemente de color marrón anaranjado.
  4. No hemos de confundir gafas de sol con filtros, parecen lo mismo pero no son iguales.
  5. Es mejor dejarse aconsejar por un profesional especializado en baja visión.
  6. No resignarse ni conformarse con la frase “no se puede hacer nada”. Los deficientes visuales, no saben que pueden mejorar, porque han oído en repetidas ocasiones, que no hay nada que hacer.
  7. Pacientes con enfermedades oculares crónicas, no se quejan, porque esperan que el tratamiento, restaure su visión al nivel inicial; sin darse cuenta, que“nunca” volverán a ver normalmente, o sin que nadie se lo diga.
  8. Los pacientes de más edad, presuponen que cuando se produce un deterioro visual todo está perdido, también es importante, no crearse falsas expectativas o renegar de una posible ayuda.
  9. Animar a los pacientes, a que hagan buen uso del“resto visual” que tienen, para potenciar su calidad de vida.
  10. Dedicarles mucho tiempo, tanto por la familia como por el terapeuta. Pero resulta alentador ver cómo una persona pasa de la desesperanza y la dependencia, al respeto de sí misma y a la autonomía, para afrontar situaciones normales de la vida.

 

Web Relacionada