Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins crean una retina sensible a la luz, lo que podría ayudar a hacer grandes progresos en conseguir que las personas ciegas vean algún día.

“Básicamente, decidimos darle una oportunidad. Pensé que no iba a suceder, así que fue muy emocionante”, dijo la Dra. Valeria Canto-Soler, profesora asistente de oftalmología en JHU que ayudó a crear la retina. Hubo un montón de sorpresas para Canto Soler y su equipo. “Cuando empezamos viendo que habíamos sido capaces de obtener una retina que parecía muy similar a una retina humana real, nos emocionamos mucho”, dijo el investigador Christian Gutiérrez.

“El hecho de que respondiese a la luz fue como la guinda del pastel.” El grupo fue capaz de producir la retina con células madre adultas, y cuando los investigadores trabajaron en ella, descubrieron que había más de lo que parece. “La parte más sorprendente fue ver que las células lo estaban haciendo casi por su cuenta. Parecían saber qué hacer, y que lo estaban haciendo mucho mejor que lo que lo podríamos hacer nosotros mismos”, dijo Canto-Soler. Las células también fueron capaces de responder a la luz, que es una característica de una retina en funcionamiento.

El equipo ha visto que puede generar cientos de retinas en miniatura. “Puedes hacer un montón de cosas que no se podría hacer en un paciente, por lo que podemos comenzar a comprender mucho mejor cuáles son los mecanismos que conducen a la enfermedad en ese paciente en particular, y se puede aplicar a muchos otros pacientes en el mismo tiempo”, dijo Canto-Soler.

Esto podría eventualmente lograr ayudar a los pacientes que están perdiendo su vista. Los investigadores de Hopkins necesitaron cuatro años para crear la retina, y ha habido poco tiempo para celebrar, ya que tienen un largo camino por recorrer. “Si podemos descubrir o generar algo que puede ayudar a alguien a recuperar un poco de su función, vale la pena el esfuerzo, incluso si lleva muchos, muchos años y mucho trabajo duro”, dijo Canto-Soler. Ella dijo que podría ser 10 años o más a partir de ahora; Sin embargo, hay beneficios en el corto plazo, también.

La retina fabricada en el laboratorio también podría ser utilizada para probar los medicamentos para los pacientes con enfermedades de los ojos.

 

Web Relacionada