Este año las personas ciegas de los 20 países que ratifiquen el Tratado de Marrakech podrán intercambiar libros accesibles sin incurrir en delitos relacionados con los derechos de autor.

Así lo afirmó la vicepresidenta de la Unión Europea de Ciegos, Bárbara Martín, en un encuentro en Servimedia, después de que Perú haya ratificado el Tratado de Marrakech, adoptado en 2013.

Con Perú son ya 14 los países que han ratificado el tratado: Argentina, Australia, Brasil, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, India, Mali, México, Mongolia, Paraguay, Perú, República de Corea, Singapur y Uruguay.

20 países

“El siguiente paso es alcanzar los 20 a lo largo de este año. Estoy segura de que se va a conseguir, porque hay cuatro países que prácticamente tienen terminado su trámite, incluido España, a quien únicamente le falta hacer el depósito del instrumento en Ginebra. Si no lo ha hecho hasta ahora es porque está supeditada al entramado competencial de la UE”, comentó Martín.

En estos momentos, solo entre un uno y un cinco por ciento de los libros publicados en el mundo se hacen en formato accesible, algo atribuible en parte a las limitaciones impuestas por las leyes de propiedad intelectual.

De ahí el interés y la petición de la ONCE y de todas las organizaciones internacionales de personas ciegas para que la Unión Europea impulse esta ratificación, lo que supondría prácticamente su aplicación, gracias a la de sus Estados miembros.

“Si se consigue desatascar el entramado competencial europeo, España será, sin duda, el primer país en hacerlo y posiblemente le sigan otros Estados miembros. No hay que olvidar que la ratificación de la Unión Europea computa como una, no como 28, es decir, que se necesita la ratificación de la UE y por separado la de sus 28 Estados miembros”, declaró Bárbara Martín.

Títulos vetados

Una vez ratificado por una veintena de países, ciudadanos ciegos o con discapacidad visual en el mundo, la mayoría en países en desarrollo, podrán por fin acceder a más del 90% de los títulos que, hasta ahora, les estaban prácticamente vetados en formatos accesibles. Además, también beneficiará a personas con dificultad de acceso al texto impreso.

“Es muy importante llegar a los 20, pero tanto o más establecer cómo se va a implementar. Primero en los 20 países que ratifiquen y, después, en los que se vayan añadiendo, y para eso hay que estudiar la mejor manera para hacerlo. No hay que olvidar que el tratado permite el envío de libros accesibles de manera individual sin pasar por los permisos de los editores y, lógicamente, hay que ver cómo hacerlo de manera ordenada”, apuntó Martín.

El Tratado de Marrakech se adoptó en 2013, en esta ciudad marroquí, en una conferencia diplomática convocada por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), que es el organismo del sistema de las Naciones Unidas especializado en administrar los asuntos de la propiedad intelectual reconocidos por los Estados miembros de las Naciones Unidas.

 

Web Relacionada