Sorprendentes nexos entre el Coronavirus y los ojos

Los expertos dicen que proteger los ojos, así como las manos y la boca, puede frenar la propagación del coronavirus. Explicamos por qué los ojos son tan importantes en el brote de la enfermedad coronavirus 2019 (COVID-19), y cinco maneras para ayudarle.

El Coronavirus puede contagiarse a través de los ojos

El Coronavirus causa una enfermedad respiratoria de leve a severa. Los síntomas como la fiebre, la tos y dificultad para respirar pueden aparecer de 2 a 14 días después de que una persona se haya expuesto al virus. Las personas con infecciones graves pueden desarrollar neumonía y morir por complicaciones de la enfermedad.

Limitar el riesgo ocular puede ser de gran ayuda. He aquí por qué:

  • Cuando una persona enferma tose o habla, las partículas del virus pueden salpicar de su boca o nariz la cara de otra persona. Lo más probable es que estas gotas se inhalen por la boca o la nariz, pero también pueden entrar por los ojos.
  • Las personas que tienen el coronavirus también pueden propagar la enfermedad a través de sus lágrimas. Tocar las lágrimas o una superficie en la que han caído puede ser otra puerta para la infección.
  • También puedes infectarte tocando algo que tenga el virus, como una mesa o el pomo de una puerta, y luego tocarte los ojos.

El Coronavirus puede causar conjuntivitis, pero no es frecuente.

Si ves a alguien con los ojos enrojecidos, no te asustes. No significa que esa persona esté infectada con el coronavirus. Pero los profesionales sanitarios creen que la conjuntivitis viral se desarrolla en el 1% al 3% de las personas con coronavirus. El virus se puede propagar al tocar la secreción de los ojos de una persona infectada.

Cinco maneras para ayudar a los demás sin olvidarse de uno mismo.

“Es importante recordar que aunque hay mucha preocupación por el coronavirus, las precauciones lógicas pueden reducir significativamente el riesgo de infectarse. Así que lávese mucho las manos, siga buenas prácticas de higiene con las lentillas y evite tocarse o frotarse la nariz, la boca y especialmente los ojos”, dice el oftalmólogo Sonal Tuli, MD, portavoz de la Academia Americana de Oftalmología.

“1. Si usas lentes de contacto, ponte gafas durante una temporada.

Los usuarios de lentes de contacto se tocan los ojos más que la persona promedio. “Considere la posibilidad de usar gafas con más frecuencia, especialmente si tiende a tocarse mucho los ojos cuando tiene los lentes de contacto puestos. Sustituir los lentes por gafas puede disminuir la irritación y obligarte a hacer una pausa antes de tocarte el ojo”, aconseja el Dr. Tuli. Si continúa usando lentes de contacto, siga estos consejos de higiene para limitar las posibilidades de infección.

2. El uso de gafas puede añadir una barrera de protección.

Las gafas graduadas o las de sol pueden proteger sus ojos de las gotitas respiratorias que contienen los microorganismos infecciosos. Pero no proporcionan un 100% de seguridad. El virus aún puede llegar a sus ojos desde los lados abiertos, la parte superior e inferior de sus gafas. Si está cuidando a un paciente enfermo o a una persona potencialmente expuesta, las gafas de seguridad pueden ofrecer una mejor protección.

3. No te saltes las citas con el oftalmólogo, pero toma precauciones.

Si tiene una cita con el oftalmólogo, puede que esté nervioso por tener que ir a la consulta. Los oftalmólogos se sientan cara a cara con muchos pacientes diariamente. Durante un examen con la lámpara de hendidura, la cara del doctor estará a pocos centímetros de la suya. Pero tenga la seguridad de que los oftalmólogos, como todos los profesionales médicos, siguen estrictas pautas de higiene y desinfección.

Puede que note algunos cambios en la rutina habitual:

  • Su oftalmólogo puede usar una barrera plástica especial llamada protector respiratorio de lámpara de hendidura. Esto ayuda a bloquear el intercambio de aliento entre el paciente y el médico.
  • Su oftalmólogo también puede usar una máscara con un escudo plástico sobre los ojos.

Los oftalmólogos recomiendan las siguientes precauciones:

  • Si tiene tos o fiebre, es esencial que llame al consultorio de su médico con antelación y se lo comunique. Si su visita no es una emergencia, es posible que le pidan que se quede en casa.
  • Si llega enfermo, el médico puede pedirle que use una cubierta protectora o una mascarilla y que espere en una habitación especial para no exponer a otros pacientes.
  • El médico puede esperar hasta después del examen con lámpara de hendidura para hablar con usted o responder preguntas.
  • Si prevé que va a toser o estornudar durante el examen, apártese del microscopio y cúbrase la cara con un pañuelo. Lávese las manos con agua y jabón tan pronto como pueda.

4. Consiga recetas para sus medicinas, si puede.

Los expertos aconsejan a los pacientes que se abastezcan de medicamentos críticos, de modo que tengan suficiente para subsistir si están en cuarentena o si los suministros se limitan durante un brote. Pero esto puede no estar al alcance de todos. Si su seguro le permite obtener más de un mes de medicamentos esenciales para los ojos, como gotas para el glaucoma, debe hacerlo. Algunas aseguradoras aprobarán un suministro de 3 meses de medicamentos en tiempos de desastres naturales. Pida ayuda a su farmacéutico u oftalmólogo si tiene problemas para obtener la aprobación de su compañía de seguros. Y como siempre, solicite un recambio tan pronto como sea necesario. No espere hasta el último minuto para contactar con su farmacia.

5. Evite frotarse los ojos.

Todos lo hacemos. Aunque puede ser difícil romper este hábito natural, hacerlo reducirá el riesgo de infección. Si siente la necesidad de rascarse o frotarse el ojo o incluso de ajustar las gafas, utilice un pañuelo en lugar de los dedos. La sequedad de los ojos puede provocar un mayor roce, así que considere la posibilidad de añadir lagrimas artificiales a su rutina ocular. Si tiene que tocarse los ojos por cualquier motivo —incluso para administrar medicamentos para los ojos— lávese las manos primero con agua y jabón durante al menos 20 segundos.ent goes here

Y no olvide…

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ofrecen pautas generales para prevenir la propagación del coronavirus y proteger su salud:

Lávese las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos.

En especial, debe lavarse las manos antes de comer, después de usar el baño, estornudar, toser o sonarse la nariz.

Si no dispone de un lavabo, use un desinfectante de manos que tenga al menos un 60% de alcohol.

Evite tocarse la cara, especialmente los ojos, la nariz y la boca.

Si tose o estornuda, cúbrase la cara con el codo o con un pañuelo de papel. Si usa un pañuelo de papel, tírelo rápidamente. Luego vaya a lavarse las manos.

Evite el contacto cercano con personas enfermas. Si cree que alguien tiene una infección respiratoria, lo más seguro es mantenerse a 2 metros de distancia.

Quédese en casa, en especial cuando esté enfermo.

Desinfecte regularmente las superficies y los elementos de su casa que se tocan con más frecuencia, como los pomos de las puertas y las encimeras.

Fuente: Academia Americana de Oftalmología

https://www.aao.org/eye-health/tips-prevention/coronavirus-covid19-eye-infection-pinkeye