Ayudar a otros a comprender tus problemas visuales.

Mi familia quiere ayudarme, ¡pero se están pasando!

Cuando trates de decidir qué tipo de ayuda y apoyo necesitas, es conveniente comenzar por la lista de las dificultades diarias que se te presentan.

Toma nota de qué problemas están, y no, relacionados con tu pérdida de visión:

  • ¿Qué tareas puedes hacer de manera independiente?
  • ¿Qué tareas puedes hacer de forma independiente, pero con dificultad?
  • ¿Qué tareas requieren alguna ayuda?
  • ¿Qué tareas ya no puedes hacer?

Asegúrate de que todos y cada uno de tus familiares y amigos estén al tanto y pregúntales si tienen preocupaciones u observaciones adicionales de las que no seas consciente.

Cuando hables sobre cómo hacer frente a la pérdida de la visión, es importante que hables sobre tus miedos y sentimientos y que ayudes a tu familia y amigos a adaptarse a la pérdida de tu visión mientras mantienes tu propia independencia.

Si tu pérdida de visión es reciente, tu familia y amigos pueden tener miedo cuando trates de hacer las tareas diarias por tu cuenta, como subir escaleras, preparar comidas o usar aparatos y equipos domésticos.

Pueden ser excesivamente sobreprotectores o actuar en “modo rescate”, independientemente de las habilidades que puedas realizar de manera segura e independiente.

Anima a tu familia a discutir tus inquietudes contigo y pídeles que escuchen tus sentimientos y opiniones sobre qué tipo de apoyo puedes necesitar en un futuro cercano.

Traducción: Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada