Caminar para la salud.

Caminar es fantástico para la salud y es fácil de hacer.

Caminar durante 2,5 horas a la semana, es decir, solo 21 minutos al día, puede reducir su riesgo de enfermedad cardíaca en un 30%. Además, también se ha demostrado que esta actividad que se puede hacer en cualquier lugar y sin necesidad de equipo, reduce el riesgo de diabetes y cáncer, reduce la presión arterial y el colesterol y nos mantiene mentalmente alerta.

De hecho, según algunas estimaciones, caminar regularmente podría ahorrar a los estadounidenses más de $ 100 mil millones al año en costos de atención médica. Incluso una rápida caminata de un minuto vale la pena. Un estudio de la Universidad de Utah en 2014 descubrió que por cada minuto de caminatas a buen ritmo que hacían las mujeres a lo largo del día, reducían su riesgo de obesidad en un 5%.

¡No más excusas de “no tengo tiempo”!

Los estiramientos son una cosa excelente que podemos hacer por nuestra salud. Estos movimientos simples pero eficaces pueden ayudarnos a prepararnos para los deportes, para mejorar nuestro equilibrio y prevenir caídas, aumentar la flexibilidad e incluso ayudar a aliviar el dolor de la artritis, la espalda y la rodilla.

Caminar puede incluso ayudar a su estado de ánimo. Varios estudios han revelado que es tan efectivo como los medicamentos para disminuir la depresión. También puede ayudar a aliviar el estrés diario. La tensión comienza a disminuir a medida que el camino se abre frente a usted. Los niveles de endorfinas que elevan el estado de ánimo aumentan. Ver a otras personas y ese caminar también ayudan a despejar la mente; es posible que incluso encuentre la solución a un problema que le ha estado inquietando.

Traducción: Asociación Mácula Retina

Web Relacionada