El primer tratamiento para la degeneración macular seca relacionada con la edad (DMAE) ha sido un éxito, fue lo que escucharon los asistentes a la reunión general anual (AGM) del Moorfields Eye Hospital, el miércoles (20 de julio, Londres).

El profesor Pete Coffey, director del Proyecto Londres para curar la ceguera, hizo hincapié en que su equipo había desarrollado una sustitución de células madre asequible y eficaz para el deterioro en la retina producido por la degeneración macular seca.

“Este es un logro muy importante para mí, y enorme para esos pacientes”, enfatizó al Optometry Today.

En la primera etapa del proyecto, los investigadores utilizaron células madre de embriones humanos para regenerar las células del epitelio pigmentario de la retina en una membrana artificial, creando un parche especializado. Después, ese parche se inserta quirúrgicamente, en una operación de 45 minutos realizada en el Moorfields, en el centro de la retina de los pacientes del ensayo.

Los resultados oficiales de la investigación sobre los dos primeros pacientes que recibieron el parche se dará a conocer en breve, pero mientras tanto, la investigación entrará en la segunda fase. Estaremos “al loro”.

“En vez de recibir simplemente una membrana artificial con células del epitelio pigmentario retinal (o EPR), la próxima cohorte de pacientes recibirá un parche con las tres capas de la retina”, dijo el profesor Coffey.

“Células sanguíneas, células vasculares, células neurales, células de soporte, que van a reconstruir toda la mácula”, agregó.

Y esto se desarrollaría a partir de células del propio paciente, explicó, añadiendo: “Con el uso de cuatro interruptores genéticos en un trozo de piel, podremos obtener las células madre”.

El uso de las células del paciente significa que su ADN también podría estudiarse al mismo tiempo, permitiendo un diagnóstico personalizado de su patología, así como un tratamiento individualizado, dijo el profesor Coffey a la asamblea de la AGM.

Después de la segunda etapa, que se está financiando gracias a una donación de £ 3m de la Fundación Michael Uren, se solicitará la aprobación regulatoria para su uso generalizado con pacientes.

“Siempre y cuando se puede demostrar que hay una buen nivel de seguridad y buenos resultados visuales, a continuación, le preguntaremos al gobierno si podemos seguir adelante con una nueva vía terapéutica avanzada, lo que permitirá que la terapia avance con más rapidez en el Sistema Nacional de Salud (NHS)”, explicó el profesor Coffey.

“Estos productos terapéuticos, si funcionan, podrían ahorrar millones de libras al NHS porque son reparadores … [Los parches] potencialmente pueden restaurar [los ojos de un paciente] para que pueda llegar a ser independiente otra vez”, concluyó.

Los asistentes al Moorfields AGM también presenciaron una presentación sobre el trabajo de un oftalmólogo asesor, el Dr. Pearse Keane, para el desarrollo de un sistema binocular de Tomografía de Coherencia Óptica (OCT).

Traducción: Asociación Mácula Retina.

 

Web Relacionada