Novartis y Microsoft unen fuerzas para desarrollar medicamentos usando Inteligencia Artificial (IA). El acuerdo de cinco años es uno de los más amplios entre las Big Pharma y la alta tecnología.

Novartis y Microsoft han firmado un acuerdo de cinco años para usar la inteligencia artificial en el diseño de moléculas, abordar la degeneración macular relacionada con la edad y personalizar la dosificación de medicamentos y optimizar la fabricación de la terapia CAR-T contra el cáncer, así como la terapia celular y genética y el diseño de medicamentos, anunciaron las dos compañías.

Novartis y Microsoft están uniendo fuerzas para aplicar inteligencia artificial a algunos de los problemas más difíciles de resolver en el cuidado de la salud.

“La IA es quizás la tecnología más transformadora de nuestro tiempo, y la atención médica es quizás la aplicación más urgente de la IA”, dijo el CEO de Microsoft, Satya Nadella, en un video que anuncia el acuerdo.

https://youtu.be/wMfsQE-D2q4

Según una parte del acuerdo de cinco años, que se revisará anualmente, Microsoft trabajará creando nuevas herramientas destinadas a facilitar la aplicación de IA en todas las áreas del negocio de la compañía farmacéutica suiza, desde las finanzas hasta la fabricación de fármacos.

Los rivales tecnológicos Google y Amazon también están compitiendo para convencer a los investigadores y a los fabricantes de medicamentos para que usen sus plataformas de inteligencia artificial y de nube para resolver problemas científicos complicados. DeepMind de Google este año ganó una competencia contra los mejores investigadores en la que predijo cómo se pliegan las proteínas que luchan contra las enfermedades. Los esfuerzos de Amazon para ganarse a los equipos de descubrimiento de fármacos han atraído a clientes de la compañía como AstraZeneca , Merck y Celgene.

Una segunda parte del trabajo se centrará en utilizar el aprendizaje profundo, la técnica que ha aportado los mayores avances recientes en IA , para mejorar la velocidad y precisión con la que desarrollar nuevos medicamentos.

Vas Narasimhan, director ejecutivo de Novartis, sugirió que la IA podría ser particularmente prometedora en el campo de la medicina personalizada, ayudando a identificar los subgrupos de pacientes con más probabilidades de beneficiarse de los nuevos tratamientos.

La industria farmacéutica, inicialmente lenta para reconocer el potencial de las tecnologías digitales, se ha puesto al día en los últimos años, con compañías que van desde GlaxoSmithKline a Sanofi explorando cómo el Big Data puede acelerar el I+D.

Novartis comprendió las posibilidades antes que muchos de sus rivales, y Narasimhan, quien tomó el timón de la Compañía hace casi dos años, tiene la ambición de convertirla en una compañía basada en los datos. Dijo que había agrupado su información interna en tres grandes “pozos” de datos, superando las barreras que a menudo dificultan la combinación de diferentes conjuntos de datos, y que emplea a unos 800 profesionales de la ciencia de datos y bioestadísticos.

Narasimhan dijo que esperaba que la colaboración con Microsoft diferenciara a su compañía de sus rivales. “Mi aspiración es tomar la delantera”, dijo, presentando una visión en la que la IA impulsaría la investigación, el desarrollo, la fabricación, las finanzas, las ventas, el marketing y las compras. “Si podemos escalar la tecnología a lo largo de la cadena de valor de la compañía, eso, espero, conducirá a una diferenciación significativa con el tiempo”.

Las empresas se centrarán inicialmente en tres áreas: abordar terapias personalizadas para la degeneración macular; terapia celular y genética; y diseño de medicamentos.

Microsoft y Novartis se centrarán inicialmente en los siguientes proyectos:

  • crear terapias personalizadas para la degeneración macular, una enfermedad con una gran prevalencia en todo el mundo y que causa ceguera;
  • mejorar la fabricación de terapias génicas y celulares con IA, comenzando con leucemia linfoblástica aguda;
  • y utilizar redes neuronales para identificar moléculas que pueden usarse para tratar enfermedades.

La investigación conjunta se llevará a cabo en el campus de Novartis en Suiza y en el centro de servicio global de la compañía en Dublín. También involucrará a los laboratorios de investigación de Microsoft en Cambridge bajo la dirección de Christopher Bishop, uno de los expertos en aprendizaje automático más importantes del Reino Unido.

El costo de descubrir y comercializar un nuevo medicamento apenas ha cambiado en décadas, con una duración promedio de 14 años y costando hasta $ 2.500 millones.

Al establecer un plazo de tres años dentro del cual la colaboración comenzaría a mostrar un “impacto tangible” en todo el negocio, Narasimhan dijo: “Espero. . . podemos hacer realidad la reducción de los costos del descubrimiento de medicamentos y el desarrollo de terapias”.

Añadió: “Creemos que al aplicar los métodos de IA a nuestros grandes conjuntos de datos clínicos y preclínicos, deberíamos poder identificar las poblaciones de pacientes ‘que responden extraordinariamente’, o poblaciones de pacientes que responden de manera única a diferentes medicamentos, que luego podrían llevar a más pruebas “.

En el futuro, esto podría generar medicamentos más personalizados y permitir a Novartis construir “una mejor propuesta de valor para los sistemas de salud”, sugirió.

“El desarrollo de nuevos medicamentos se ha convertido tanto en un problema de inteligencia artificial y ciencia de datos como en un problema de biología y química”, escribió el vicepresidente corporativo de Microsoft Healthcare Peter Lee en una publicación del blog . “El impacto en términos de vidas salvadas en todo el mundo sería enorme si pudiéramos acelerar la invención de nuevos medicamentos”.

Traducción: Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada