Sense Barreres, una aplicación para mejorar la accesibilidad de las personas con discapacidad en València.

Investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV) y del Hospital Universitari i Politècnic La Fe han desarrollado una nueva aplicación, actualmente en fase beta, para facilitar el movimiento de personas en la ciudad de València (España), especialmente para aquellas que tienen un carácter temporal o permanente de movilidad reducida.

Además, avisará a los usuarios de cualquier barrera urbana de forma sencilla e intuitiva. Por lo tanto, es una herramienta de gran interés para el gobierno, ya que facilitará el diagnóstico del estado de los distintos barrios con respecto a la accesibilidad y, en última instancia, ayudará a planificar inversiones e intervenciones para mejorar este problema.

El proyecto ha sido coordinado por Rafael Temes y Alfonso Moya, profesores del Departamento de Urbanismo de la UPV y Enrique Viosca, Jefe del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital La Fe.

“La aplicación es el resultado del Proyecto Sense Barreres (Proyecto Sin Barreras), y aporta información sobre las mejores rutas y recorridos de València dependiendo del grado de accesibilidad que el usuario encontrará en el espacio público.Nuestro desafío fue desarrollar una cartografía “real” de la accesibilidad urbana en la ciudad de València e implementar dicha cartografía en una herramienta interactiva que permita al usuario transitar por la ciudad de una forma más independiente, segura y libre, mejorando su calidad de vida”, apunta Rafael Temes.

La aplicación calcula la ruta adaptada y practicable, cumpliendo con la normativa vigente de accesibilidad de la Comunitat Valenciana. Además, también tiene una serie de consejos y recomendaciones médicas que se personalizan según el tipo de usuario (con movilidad reducida temporal o permanente), longitud de la ruta y la época del año.

Para el cálculo de accesibilidad se han tenido en cuenta dos tipos de variables que afectan al resultado de los distintos recorridos: las físicas y las tipologías de calle. Para ello fue necesaria la realización de una primera fase de trabajo de campo en el que se realizó un exhaustivo inventario del estado de accesibilidad de todas las calles de la ciudad (incluidos los parques, el río y el área marítima).

Así, gracias a este proyecto se ha construido una red de más de 48.000 referencias sobre los niveles de accesibilidad real (adaptado y practicable) de las calles de la ciudad.

A partir de ahora, tal y como señala el doctor Enrique Viosca, jefe de servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital La Fe, “desde el hospital vamos a ponernos en contacto con las asociaciones de personas con discapacidad motora y problemas de movilidad para que conozcan la aplicación y hagan aportaciones que perfeccionen la herramienta y propongan soluciones de accesibilidad. Del mismo modo, vamos a explotar los conocimientos que tenemos en el servicio sobre la discapacidad y las personas con problemas de movilidad y les vamos a dar recomendaciones médicas adaptadas a sus necesidades”.

Premio Las Naves y versión final en seis meses

Sense Barreres fue galardonado con un premio de 15.000 euros en la segunda edición del concurso de ideas del Laboratorio de Accesibilidad Tecnológica de Las Naves del Ajuntament de València y tiene el compromiso de transformar la versión beta para web en una definitiva para móviles iOS y Android en el plazo de 6 meses.

Fuente: UPV