La compañía farmacéutica norteamericana Oraya Therapeutics, Inc ha conseguido una subvención de 215.000 dólares (USD) para investigar cómo las nanopartículas de oro puede mejorar su tratamiento existente para la degeneración macular relacionada con la edad (DMAE).

La subvención, concedida por los  National Institutes of Health, verá científicos de Oraya colaborando con investigadores del Dana-Farber Cancer Institute, combinando nanopartículas de su terapia Oraya –una terapia de rayos X de baja energía para la DMAE.

Las nanopartículas de oro se están explorando en el tratamiento de una amplia gama de enfermedades, incluyendo la insuficiencia cardíaca, la enfermedad de Alzheimer y en particular, el cáncer. Las diminutas partículas de oro son activadas por la radiación de baja energía y pueden matar a las células dentro de un área muy localizada, lo que reduce el impacto potencial en los tejidos circundantes.

Como parte de la investigación, las nanopartículas de oro se suministrarán por vía intravenosa y contendrán una proteína que va dirigida contra los vasos sanguíneos anormales de la DMAE húmeda, uniendose específicamente con las células epiteliales neovasculares. Los rayos X de baja energía se utilizan entonces para estimular las nanopartículas, que disparan electrones en el tejido circundante, apuntando a las células enfermas.

Dado que el alcance de los electrones es limitado, se cree que se minimizará el daño al tejido sano circundante. Si esta propuesta tiene éxito, podría traducirse en un tratamiento para las formas raras de cáncer, donde las nanopartículas pueden ser dirigidos a unirse con las proteínas expresadas por los tumores cancerosos, tales como retinoblastomas.

Mike Makrigiorgos, profesor de física médica y biofísica en el Dana-Farber Cancer Institute and Harvard Medical School, dijo: “Si bien la investigación sobre la aplicabilidad de las nanopartículas de oro para el tratamiento del cáncer está atrayendo un creciente interés, estamos particularmente entusiasmados por la combinación de nanopartículas con la radiación de baja energía proporcionada por la terapia Oraya“.

El profesor Makrigiorgos añadió: “Con esta donación, esperamos demostrar que las altas concentraciones de nanopartículas de oro pueden ser dirigidas a las [neovascularización coroidea] células endoteliales sin dañar el tejido circundante ocular, y en última instancia, proponer nuevas investigaciones que podrían conducir a la comercialización de nuevos tratamientos contra el cáncer y la forma húmeda de la DMAE”.

Traducción: Asociación MÁCULA RETINA

 

Web Relacionada