El primer estudio de asociación del genoma completo (GWAS) sobre el sistema de activación sistémica del complemento identifica marcadores potencialmente significativos para el tratamiento de la DMAE.

Investigadores del Departamento de Oftalmología del Centro Médico de la Universidad de Radboud, Nijmegen, Países Bajos, han demostrado que las variantes de los genes CFH y CFHR4 están asociadas a variaciones en el sistema de activación sistémica del complemento y potencialmente relevantes para la respuesta de ciertos pacientes con DMAE a la terapéutica basada en la biología del complemento.

La investigación, realizada en participantes con y sin DMAE, descubrió dos marcadores que se asocian con una mayor activación del sistema del complemento, que podría explicar hasta el 18,7% de la variabilidad observada. Los hallazgos pueden contribuir a la estratificación de los pacientes con mayor probabilidad de responder a la terapéutica basada en el complemento.

Los estudios de asociación de todo el genoma representan una poderosa herramienta de investigación que examina millones de variaciones genéticas, o “SNP”, dentro de una gran población de participantes para determinar cómo dicha variación genética puede asociarse con variación clínica y descubrir posibles causas genéticas, o factores que conducen a una enfermedad específica.

Esta tecnología dio a conocer la posibilidad de una poderosa herramienta para encontrar la aguja (gen) en el pajar (genoma), pero como ha demostrado el tiempo, GWAS ha revelado cuán compleja puede ser la biología. Rara vez un solo gen causa un solo trastorno, por lo que los investigadores a menudo terminan encontrando varias agujas en un montón de agujas.

Sin embargo, la tecnología ha descubierto los detalles y la riqueza que existe entre el genotipo y el fenotipo, y proporciona una comprensión mucho más profunda y más fundamental del proceso de la enfermedad en múltiples campos de la medicina. En el estudio actual, los investigadores en Nijmegen, llevaron a cabo un GWAS en 2.245 sujetos en paralelo a la recopilación de su estado de DMAE y otra información clínica básica.

Como está bien documentado en la literatura médica, el sistema del complemento es una parte fundamental de la inmunidad innata involucrada en la defensa del huésped y la homeostasis y puede activarse de varias maneras, siendo la “vía alternativa” o “AP”, de particular relevancia para la patología DMAE . La desregulación de esta vía alternativa se ha relacionado con la DMAE, al igual que a través de varios estudios genéticos que muestran que las variantes de los genes del complemento pueden aumentar o disminuir la susceptibilidad al trastorno.

Las investigaciones han demostrado que existe una considerable variación en el nivel de activación sistémica del complemento en humanos, por lo que los pacientes con niveles más altos de activación pueden beneficiarse más de las terapias basadas en el complemento en comparación con los pacientes con niveles más bajos de activación. Con el fin de identificar tales posibles “respondedores” positivos, el equipo de investigación holandés llevó a cabo un estudio libre de hipótesis para examinar qué señales genéticas podrían asociarse con la activación sistémica del sistema del complemento. La investigación identificó dos variantes, “rs3753396″ (c.2016A / G, p.Gln672Gln) en la región de codificación del gen CFH, y “rs6685931″ (c.59e 4315T / C), en la región no codificante del gen CFHR4. Aunque se encontró que ambos marcadores tienen un efecto significativo en la activación sistémica del sistema del complemento, el segundo marcador (rs6685931) puede tener un mayor riesgo de asociación con la DMAE y, por lo tanto, se puede utilizar para identificar pacientes potenciales que podrían beneficiarse de la terapia basada en el complemento. Si bien el estudio proporciona algunos indicadores tentadores para futuras líneas de investigación, un estudio más amplio puede tener el poder de desentrañar posibles relaciones causales, fomentando la capacidad de los investigadores para optimizar la estratificación de los pacientes para la investigación clínica, al tiempo que se señalan objetivos terapéuticos potenciales futuros.

Traducción: Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada