Científicos identifican la causa de la filtración en enfermedades oculares

El descubrimiento podría traernos tratamientos mejores para enfermedades tales como la degeneración macular asociada a la edad y la retinopatía diabética. Estas enfermedades causan el crecimiento de vasos sanguíneos con escapes en los ojos, lo que conduce a una inflamación dañina y a la pérdida progresiva de la visión.

Los tratamientos actualmente disponibles bloquean una molécula denominada VEGF que contribuye tanto a que los vasos tengan filtraciones como al crecimiento de vasos sanguíneos nuevos en el ojo. Dicho doble papel de la VEGF significa que estos tratamientos pueden prevenir la inflamación dañina, pero causan efectos secundarios adversos como la muerte de células nerviosas y de los vasos sanguíneos.

“En este estudio, hemos explorado a ver si sería posible bloquear sólo el efecto de la VEGF en la filtración de los vasos sanguíneos, dejando indemnes las células nerviosas y de los propios vasos,” declara el autor principal Ross Smith, miembro postdoctoral del Departamento de Immunología, Genética y Patología, Universidad de Uppsala, Suecia.

Para hacer esto, Smith y su equipo han examinado paso a paso la forma en que la VEGF causa la filtración ocular en ratones con enfermedades que simulan la degeneración macular asociada a la edad y la retinopatía diabética. Los animales fueron modificados mediante ingeniería para presentar mutaciones en sus proteínas oculares afectadas por la VEGF.

Estudiando diferentes ratones mutantes con enfermedades oculares que replican patologías humanas, el equipo ha identificado con exactitud cómo es que la VEGF hace que los vasos tengan pérdidas.

“Hemos incorporado partículas fluorescentes en la corriente sanguínea y hemos utilizado microscopía para encontrar estas partículas fuera de los vasos sanguíneos, o no, dependiendo de si la filtración se ha detenido mediante una mutación,”

explica Smith. Los experimentos han mostrado que el efecto de la VEGF sobre la filtración podría distinguirse del efecto en la formación de vasos sanguíneos nuevos.

“Nuestros hallazgos proporcionan una respuesta a las preguntas en cuanto a la forma en que los vasos sanguíneos tienen fugas y muestran que la filtración puede pararse sin matar los propios vasos sanguíneos,” concluye la autora senior Lena Claesson-Welsh, Profesora en el Departamento de Immunología, Genética y Patología, Universidad de Uppsala. “Siguiendo nuestra idea, hemos empezado a testar medicamentos que podrían bloquear selectivamente este paso inductor de fugas en el proceso. Si este enfoque es eficaz, podría llevarnos a tratamientos nuevos que detendrían la filtración sin los efectos secundarios dañinos de los actualmente existentes.”

Identifican la causa de la filtración en enfermedades oculares.

Traducción: Luis Palacios Fabián @lpalfab

Web Relacionada