El envejecimiento y los ojos

¿Mantiene el periódico más lejos de sus ojos que antes? Bienvenido al club : la edad puede provocar cambios que afectan a la visión. Algunos cambios son más graves que otros, pero para muchos problemas hay cosas que se pueden hacer para proteger la visión. La clave es someterse a exámenes oculares periódicos para poder detectar los problemas a tiempo.

¿Cómo puede proteger su visión?

Hágase revisar los ojos regularmente por un oftalmólogo. Las personas mayores de 60 años deben someterse a exámenes oculares con dilatación de pupilas cada año. Durante este examen, el oftalmólogo le pondrá gotas en los ojos para ampliar (dilatar) las pupilas y así poder ver el fondo de cada ojo. Esta es la única manera de detectar algunas enfermedades oculares comunes que no presentan signos o síntomas tempranos. Si usas gafas o lentes de contacto, también hay que revisar su graduación. Acuda al médico con regularidad para detectar enfermedades como la diabetes y la hipertensión arterial. Estas enfermedades pueden causar problemas oculares si no se controlan o tratan.

Acuda a un oftalmólogo de inmediato si

  • De repente no puede ver o todo se ve borroso
  • Ve destellos de luz
  • Tiene dolor de ojos
  • Experimenta visión doble
  • Tiene el ojo o el párpado enrojecido o hinchado

Problemas oculares comunes

Los siguientes problemas oculares comunes pueden tratarse fácilmente. Sin embargo, a veces pueden ser signos de problemas más graves.

  • La presbicia es una pérdida lenta de la capacidad de ver objetos cercanos o letras pequeñas. Es normal tener este problema a medida que se envejece. Las personas con presbicia suelen tener dolores de cabeza o los ojos cansados y tensos. Las gafas de lectura suelen solucionar el problema.
  • Las moscas volantes son pequeñas motas o “telarañas” que parecen flotar en su visión. Puede verlas en habitaciones bien iluminadas o en el exterior en un día luminoso. Las moscas volantes pueden ser una característica normal del envejecimiento. Pero a veces son un signo de un problema ocular más grave, como un desprendimiento de retina. Si ve muchas moscas volantes nuevas y/o destellos de luz, acuda a su oftalmólogo de inmediato.
  • El lagrimeo (o tener demasiadas lágrimas) puede deberse a la sensibilidad a la luz, al viento o a los cambios de temperatura, o a una patología llamada ojo seco. El uso de gafas de sol puede ayudar. También pueden ayudar las gotas para los ojos. A veces, el lagrimeo es un signo de un problema ocular más grave, como una infección o un conducto lagrimal obstruido. Su oftalmólogo puede tratar estos problemas.
  • Los problemas de los párpados pueden ser consecuencia de diferentes enfermedades o afecciones. Los problemas más comunes de los párpados son el enrojecimiento y la hinchazón de los párpados, el picor, el lagrimeo y la formación de costras en las pestañas durante el sueño. Estos problemas pueden estar causados por una enfermedad llamada blefaritis y se tratan con compresas calientes y exfoliaciones suaves de los párpados.

Consejos para unos ojos sanos

  • Proteja sus ojos del exceso de luz solar utilizando gafas de sol que bloqueen la radiación ultravioleta (UV) y un sombrero de ala ancha cuando esté al aire libre. Deje de fumar.
  • Elija bien los alimentos. Sea físicamente activo y mantenga un peso saludable.
  • Mantenga una presión arterial normal.
  • Controle la diabetes (si la tiene).
  • Si pasa mucho tiempo frente al ordenador o concentrado en una cosa, puede olvidarse de parpadear. Cada 20 minutos, desvíe la mirada unos 6 metros durante 20 segundos para evitar la fatiga ocular

Enfermedades y trastornos oculares

Las siguientes enfermedades oculares pueden provocar la pérdida de visión y la ceguera. Pueden presentar pocos o ningún síntoma temprano. Los exámenes oculares periódicos son su mejor protección. Si su oftalmólogo detecta un problema a tiempo, a menudo hay cosas que puede hacer para conservar la visión.

  • Las cataratas son zonas nubladas en el cristalino del ojo que provocan una visión borrosa o nebulosa. Algunas cataratas son pequeñas y no cambian mucho la visión. Otras se hacen grandes y reducen la visión. La cirugía de cataratas puede devolver la visión. Es un tratamiento seguro y habitual. Si tiene una catarata, su oftalmólogo observará los cambios que se produzcan con el tiempo para ver si le conviene la cirugía.
  • Las enfermedades y afecciones de la córnea pueden causar enrojecimiento, ojos llorosos, dolor, problemas de visión o un efecto de halo en la visión (las cosas parecen tener un aura de luz a su alrededor). Las infecciones y las lesiones son algunas de las cosas que pueden dañar la córnea. El tratamiento puede ser sencillo; por ejemplo, cambiar la graduación de las gafas o utilizar colirios. En los casos graves, puede ser necesaria la cirugía.
  • El ojo seco se produce cuando las glándulas lagrimales no funcionan bien. Puede sentir escozor o ardor, una sensación de arena como si hubiera algo en el ojo u otras molestias. La sequedad ocular es más frecuente a medida que la gente envejece, especialmente en el caso de las mujeres. Su oftalmólogo puede indicarle que utilice un humidificador casero o un limpiador de aire, gotas especiales para los ojos (lágrimas artificiales) o pomadas para tratar el ojo seco.
  • El glaucoma suele producirse por una presión excesiva del líquido dentro del ojo. Si no se trata, puede provocar la pérdida de visión y la ceguera. Las personas que padecen glaucoma no suelen presentar síntomas ni dolores tempranos. Puede protegerse haciéndose exámenes oculares con dilatación de pupilas cada año. El glaucoma puede tratarse con gotas para los ojos recetadas, láser o cirugía.
  • Los problemas de retina son una de las principales causas de ceguera en Estados Unidos. Los trastornos de la retina que afectan a los ojos envejecidos son los siguientes:
    • Degeneración macular asociada a la edad (DMAE). La DMAE puede dañar la visión central y nítida que se necesita para ver los objetos con claridad y hacer cosas comunes como conducir y leer. Durante un examen oftalmológico con dilatación de pupila, su oftalmólogo buscará signos de DMAE. Existen tratamientos para la DMAE. Si tiene DMAE, pregunte si unos suplementos dietéticos especiales pueden reducir la posibilidad de que empeore.
    • Retinopatía diabética. Este problema puede producirse si tiene diabetes. La retinopatía diabética se desarrolla lentamente y a menudo no presenta signos de alerta temprana. Si tiene diabetes, asegúrese de hacerse un examen ocular con dilatación de pupilas al menos una vez al año. Mantener el azúcar en sangre, la presión arterial y el colesterol bajo control puede prevenir la retinopatía diabética o ralentizar su avance. En ocasiones, la cirugía láser puede evitar que empeore.
    • Desprendimiento de retina. SE TRATA DE UNA URGENCIA MÉDICA. Cuando la retina se separa de la parte posterior del ojo, se llama desprendimiento de retina. Si ve nuevas moscas volantes o destellos de luz, o si parece que se ha corrido una cortina sobre el ojo, acuda inmediatamente a su oftalmólogo. Con el tratamiento, los médicos a menudo pueden evitar la pérdida de visión.

¿Qué es la discapacidad visual?

La discapacidad visual supone que no se puede arreglar la vista con gafas, lentes de contacto, medicamentos o cirugía. La discapacidad visual afecta a algunas personas a medida que envejecen. Puede tener discapacidad visual si

  • No puede ver lo suficientemente bien como para realizar tareas cotidianas como leer, cocinar o coser
  • Tiene dificultades para reconocer las caras de sus amigos o familiares
  • Tiene problemas para leer las señales de la calle
  • Le parece que las luces no son tan brillantes

Si tiene alguno de estos problemas, pida a su oftalmólogo que le haga una prueba. Las herramientas especiales pueden ayudar a las personas con discapacidad visual a leer, escribir y realizar las tareas cotidianas. Estas herramientas incluyen materiales de lectura con letra grande, ayudas de aumento, televisores de circuito cerrado, cintas de audio, máquinas de lectura electrónicas y ordenadores con letra grande y texto a voz.

Otros consejos que pueden ayudar:

  • Aumente la iluminación de su habitación.
  • Escriba con rotuladores negros y llamativos.
  • Utiliza papel con líneas gruesas para ayudarle a escribir en línea recta.
  • Ponga cinta adhesiva de color en el borde de los escalones para ayudarle a verlos y evitar que se caiga.
  • Instale interruptores de luz y tomas de corriente de color oscuro que pueda ver fácilmente contra las paredes de color claro.
  • Utilice luces de movimiento que se enciendan al entrar en una habitación. Esto puede ayudarle a evitar accidentes causados por una mala iluminación.
  • Utilice teléfonos, relojes y relojes de pulsera con números grandes; ponga etiquetas con letras grandes en el microondas y en la estufa.

Recuerde preguntar a su oftalmólogo si su visión es adecuada para conducir con seguridad.

Traducción: Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada