Implante para la pérdida de visión por DMAE.

Un equipo de UCSB ayudó a crear un implante de retina diseñado para reemplazar las células de soporte dañadas por la degeneración macular seca relacionada con la edad.

La degeneración macular relacionada con la edad (DMAE) afecta a más de 1,75 millones de personas en los Estados Unidos. Debido a que la población está envejeciendo, ese número aumentará a casi 3 millones en 2020. Entre el 80 y el 90 por ciento de los casos en este país son la versión seca de la enfermedad, para la cual no existe un tratamiento efectivo.

Ahora, un equipo de médicos, ingenieros y científicos, incluidos los investigadores de células madre de UC Santa Barbara, Dennis Clegg, Lincoln Johnson, Sherry Hikita y Britney Pennington, publicaron los resultados preliminares de un primer ensayo clínico en humanos para la DMAE seca.

Cuatro pacientes recibieron implantes compuestos por epitelio pigmentario de la retina (RPE) derivado de las células madre embrionarias humanas, que soportan las células fotorreceptoras sensibles a la luz que son críticas para la visión.

El ensayo de fase 1 / 2A, dirigido por el Dr. Amir Kashani, se llevará a cabo en el Roski Eye Institute de la Universidad del Sur de California en la Facultad de Medicina Keck del campus.

Los participantes del ensayo presentaron un estadio avanzado de la enfermedad con atrofia geográfica, considerada una etapa tardía en la DMAE seca, y capacidades visuales muy pobres. El implante, que se demostró que era seguro, mejoró la visión de un paciente mientras que la condición de los demás permaneció más o menos igual. Los resultados del ensayo aparecen en la revista Science Translational Medicine.

Esta publicación viene inmediatamente después de un ensayo clínico británico para la DMAE húmeda publicado la semana pasada en Nature Biotechnology.

“Nuestro objetivo es implantar un epitelio pigmentario de la retina sano para revivir los fotorreceptores restantes y evitar una mayor pérdida de estas células sensibles a la luz”, explicó Clegg, que ocupa la Cátedra Wilcox Family en BioMedicine en UCSB y es codirector del Centro de células madre del campus Biología e Ingeniería. “Eventualmente, nos gustaría poder proporcionar implantes en una etapa más temprana para evitar que los pacientes pierdan fotorreceptores en primer lugar”.

En la DMAE seca, las células de soporte al epitelio pigmentario de la retina en la mácula se vuelven disfuncionales y mueren. Poco después, los fotorreceptores sensibles a la luz comienzan a perecer. Cuando eso sucede, se pierde la visión clara en la línea de visión directa mientras que la visión circundante permanece normal.

El implante, que fue desarrollado por un equipo de investigadores dirigido por el Dr. Mark Humayun del USC Roski Eye Institute, el Dr. David Hinton de la Escuela de Medicina Keck de USC y Clegg, consiste en una sola capa de células en una matriz sintética.

Otras instituciones participantes incluyen el Instituto de Tecnología de California, el Centro Médico Nacional City of Hope, CamTek LLC y Regenerative Patch Technologies, Inc. El Instituto de California para Medicina Regenerativa y la Iniciativa Garland para la Visión en UCSB proporcionaron fondos adicionales.

“Al utilizar métodos de imágenes avanzados, los médicos pueden ver evidencias de integración entre el epitelio pigmentario de la retina implantado y los fotorreceptores del huésped”, dijo Clegg, quien también es codirector del Proyecto California para la cura de la ceguera, un esfuerzo conjunto para avanzar en la terapia basada en células madre para la DMAE.

La prueba está en curso y el equipo continúa analizando más pacientes. Si bien los resultados preliminares son alentadores, Clegg dijo que aún es muy temprano en el estudio.

“Estamos agradecidos a los pacientes que se ofrecen como voluntarios para hacer esto”, agregó Clegg. “Les explicamos que esto nunca se había hecho antes en personas. Son casi como astronautas yendo a la luna por primera vez. Se requiere mucha valentía por su parte”.

Traducción: Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada