MC01 una nueva proteína sensible a la luz devuelve la visión a ratones ciegos

Una proteína sensible a la luz recientemente desarrollada, llamada opsina MCO1, restaura la visión en ratones ciegos cuando se une a las células bipolares de la retina mediante terapia génica.

El National Eye Institute, que forma parte de los Institutos Nacionales de Salud, proporcionó una subvención de Investigación para la Innovación de Pequeñas Empresas a Nanoscope, LLC para el desarrollo de MCO1. La compañía está planeando un ensayo clínico en los EE.UU. para este año.

Los hallazgos de Nanoscope, publicados en Nature Gene Therapy, demuestran que ratones totalmente ciegos —es decir, que no tienen percepción de la luz— recuperan la función retiniana y la visión de manera importante después del tratamiento.

Los estudios descritos en el informe indicaron que los ratones tratados fueron mucho más rápidos en las pruebas visuales normalizadas, como la navegación por laberintos y la detección de cambios en el movimiento.

Las opsinas son proteínas que señalan a otras células como parte de una cascada de señales esenciales para la percepción visual. En un ojo normal, las opsinas son expresadas por los conos y los bastones en la retina.

Cuando son activados por la luz, los fotorreceptores emiten y envían una señal a través de otras neuronas de la retina, el nervio óptico, y a las neuronas del cerebro.

Una variedad de enfermedades oculares comunes, incluyendo la degeneración macular relacionada con la edad y la Retinosis Pigmentaria, dañan los fotorreceptores, dañando la visión.

Pero si bien los fotorreceptores ya no funcionan correctamente, otras neuronas de la retina, incluyendo una clase de células llamadas células bipolares, permanecen intactas. Los investigadores identificaron una forma en que las células bipolares pueden asumir parte del trabajo de los fotorreceptores dañados.

“La belleza de nuestra estrategia es su simplicidad”, dijo el Dr. Samarendra Mohanty, fundador del Nanoscope y autor principal de un informe sobre el estudio de los ratones publicado en Nature Gene Therapy.

“Las células bipolares conectan las señales de entrada fotorreceptoras, así que cuando el gen de la opsina MCO1 se añade a las células bipolares en una retina con fotorreceptores no funcionales, se restablece la sensibilidad a la luz”.

La estrategia podría superar los desafíos que plantean otros enfoques para la regeneración de la retina, según los investigadores. La terapia de reemplazo genético ha funcionado hasta ahora principalmente en enfermedades raras que dejan los fotorreceptores intactos, como Luxturna para la amaurosis congénita de Leber.

Los ojos biónicos, como la prótesis de retina Argus II, requieren una cirugía invasiva y un equipo portátil. Otras terapias de reemplazo de la opsina requieren la intensificación de la luz para alcanzar el umbral requerido para la transducción de la señal.

Pero la luz potente corre el riesgo de dañar aún más la retina. La terapia de Nanoscope requiere una inyección única en el ojo y ningún equipo. MCO1 es sensible a la luz ambiental, por lo que no es necesario que una luz intensa penetre en el ojo. Y la terapia con MCO1 podría tratar un rango más amplio de enfermedades degenerativas de la retina, ya que no se requiere la supervivencia de los fotorreceptores.

Los investigadores no encontraron ningún problema de seguridad en los ratones tratados. Los análisis de sangre y tejidos no encontraron signos de inflamación debido al tratamiento y la terapia no tuvo ningún efecto fuera del objetivo; sólo las células bipolares expresaron la opsina MCO1.

En el mejor de los casos, la terapia podría ayudar a los pacientes a lograr una visión 20/60, según los investigadores; sin embargo, nadie sabe cómo se comparará la visión restaurada con la visión normal.

“Un estudio clínico en personas nos ayudará a entender cómo la señalización a través de las células bipolares afecta a la calidad de la visión; por ejemplo, cómo los ojos bien tratados pueden distinguir objetos con un movimiento rápido”, dijo el Dr. Subrata Batabyal, autor principal del artículo. Es probable que la terapia se limite al tratamiento de pacientes con enfermedades graves de la retina.

“Si este enfoque optogénico que utiliza células no dañadas de la retina degradada puede resultar eficaz en la restauración de la visión en los seres humanos, más allá de la percepción de la luz, podría ofrecer una alternativa valiosa al enfoque de la prótesis de retina para las personas con retinitis pigmentaria en etapa tardía”.

MC01 una nueva proteína sensible a la luz devuelve la visión a ratones ciegos

Traducción: Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada