Neovascularización Coroidea.

La neovascularización coroidea (CNV) es el crecimiento de vasos sanguíneos anormales en la capa coroidea del ojo.

CNV es solo otro nombre para la degeneración macular húmeda relacionada con la edad. Hay dos tipos de degeneración macular relacionada con la edad: húmeda y seca. La degeneración macular húmeda recibe su nombre por fugas de los vasos sanguíneos en la retina.

La coroides se refiere a una de las capas de la retina; neo significa nuevo y vascularización significa vasos sanguíneos = nuevos vasos sanguíneos que crecen desde la capa coroidea.

La neovascularización coroidea es una palabra elegante que simplemente significa que hay nuevos vasos sanguíneos (neovascularización) que crecen desde la capa coroidea de la retina debajo de la fóvea.

Estos vasos sanguíneos anormales crecen a través de la membrana de Bruch y en el espacio subretiniano. La degeneración macular húmeda relacionada con la edad recibe su nombre porque los vasos sanguíneos frágiles y permeables crecen desde esta capa vascular y se filtran hacia los espacios por encima y por debajo de los bastones y conos.

Cuando los bastones y los conos se inundan con esta sangre y fluido, se dañan y se destruyen.

El resultado de la muerte de estas células fotorreceptoras es la pérdida de visión.

Capas de la Retina

Las 4 capas principales son:

1) La esclerótica.

2) La capa de coroides está formada por pequeños vasos sanguíneos que son responsables de transportar los nutrientes a la parte posterior del ojo. Está en la capa media.

3) La membrana de Bruch se encuentra entre la coroides y el epitelio pigmentario de la retina (EPR) y actúa como un filtro entre el EPR y los coriocapilares, manteniéndolos separados.

4) El epitelio pigmentario de la retina (EPR) transporta los desechos metabólicos de los fotorreceptores a través de la membrana de Bruch a la coroides.

La capa de coroides contiene la mayoría de los vasos sanguíneos del ojo. Estos nuevos vasos sanguíneos, frágiles y anormales, crecen a través de las capas retinianas.

Los vasos son muy frágiles y se rompen fácilmente, lo que hace que la sangre y el líquido se acumulen dentro de las capas de la retina.

Los síntomas de la degeneración macular húmeda

Estos nuevos y débiles vasos sanguíneos filtran líquido y sangre debajo de la retina. Cuando este líquido se acumula, eleva la superficie normal y lisa de la retina que produce estos cambios de visión:

Los síntomas de degeneración macular húmeda incluyen:

√ Visión borrosa

√ Visión distorsionada

√ Punto ciego o mancha gris en el centro de la visión.

La severidad de los síntomas depende de:

1) El tamaño de la CNV y

2) Su proximidad a la mácula.

Tipos de neovascularización coroidea

1) Neovascularización coroidea clásica

En la CNV clásica hay una fuga muy rápida de sangre y líquido debajo de la retina, lo que hace que la superficie de la retina se vuelva elevada y desigual. La fuga puede incluso romper algunas de las capas del tejido retiniano, dañando la retina y dejando puntos ciegos en la visión.

2) Neovascularización Coroidea Oculta

Los vasos sanguíneos con este tipo están “ocultos” debajo de la fóvea y no se definen fácilmente. Este tipo implica una pérdida de sangre más lenta debajo de la retina. Debido a que es más gradual y hay menos líquido, la retina no se vuelve tan elevada y desigual como lo hace con la CNV clásica.

La pérdida de visión con este tipo es más lenta.

La gran mayoría de los casos húmedos son principalmente ocultos o una mezcla de oculto y clásico.

Tratamiento de la neovascularización coroidea

El tratamiento de la degeneración macular húmeda depende de:

√ Tamaño del sangrado

√ Localización de la hemorragia

√ Cantidad de tiempo que ha pasado desde que comenzaron los síntomas

El tratamiento para la neovascularización coroidea (CNV) depende de dónde están los vasos sanguíneos con fugas en relación con la fóvea

El sangrado que se produce justo debajo de la fóvea generalmente produce peores resultados … esto se debe a que esta área específica está formada únicamente por células cónicas que son células fotorreceptoras que son responsables de una visión nítida y clara.

Cuando estas células cónicas son dañadas por la sangre y el fluido, nuestra visión nítida y clara también se destruye. Como resultado, la visión es un poco borrosa o difusa en lugar de clara y nítida. Las lesiones de la CNV también se clasifican según dónde se ubican en relación con la fóvea (el centro de la mácula).

Traducción: Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada