¿Cuál es la diferencia entre la degeneración macular relacionada con la edad seca y húmeda?

Las diferencias entre la degeneración macular seca relacionada con la edad  y la degeneración macular húmeda relacionada con la edad  pueden ser confusas, pero es importante conocerlas. Podrían significar la diferencia entre visitar a un médico que simplemente controla su enfermedad o que necesite inyecciones regularmente para detener la pérdida rápida de la visión.

La degeneración macular relacionada con la edad es muy común con el envejecimiento, y la probabilidad de desarrollarla aumenta en cada década después de los 50 años. Si le han diagnosticado degeneración macular relacionada con la edad, no está solo. Hay 11 millones de personas en los Estados Unidos con degeneración macular relacionada con la edad, según la Fundación BrightFocus, un grupo sin fines de lucro que apoya la investigación y la educación sobre enfermedades oculares y cerebrales. La degeneración macular relacionada con la edad afectará a unos 196 millones de personas en todo el mundo en 2020.

La degeneración macular relacionada con la edad afecta la visión en la parte central del ojo. Según el Dr. Rahul Khurana, portavoz de la American Academy of Ophthalmology que ejerce en Northern California Retina Vitreous Associates en Daly City, California, puede ser difícil realizar tareas diarias importantes como leer, conducir y ver caras.

Nuestros ojos tienen una retina, una capa delgada de tejido en la parte posterior del ojo que nos ayuda a percibir la luz y enviar imágenes de lo que estamos viendo al cerebro. La mácula, que es una parte de la retina, nos proporciona esa visión central. Con la degeneración macular relacionada con la edad, la mácula no funciona como debería. A medida que la enfermedad progresa, afecta la visión.

La degeneración macular relacionada con la edad está causada por una combinación compleja de nuestra genética y estilo de vida, como si fumas o no, dice el Dr. Philip J. Rosenfeld, profesor de oftalmología en el Bascom Palmer Eye Institute en Miami. El envejecimiento también es parte de la causa, específicamente tener 50 años o más.

Hay dos tipos diferentes de degeneración macular relacionada con la edad: seca y húmeda. Aquí están las diferencias en los síntomas, el diagnóstico y el tratamiento para ambos tipos de esta enfermedad ocular.

Síntomas de la degeneración macular relacionada con la edad seca versus húmeda

Una diferencia clave en la degeneración macular relacionada con la edad seca versus húmeda son los síntomas, que pueden variar en severidad dependiendo del tipo que tenga.

De hecho, si tiene la forma seca y temprana (también llamada degeneración macular temprana relacionada con la edad), es posible que no tenga ningún síntoma. Un oftalmólogo solo sabrá que tiene una degeneración macular relacionada con la edad a través de un examen especial.

Sin embargo, si tiene degeneración macular intermedia relacionada con la edad, es probable que note algunos cambios en la visión, que incluyen:

Visión borrosa.

Ver áreas negras u oscuras en su visión central.

Visión que parece más oscura que antes.

Problemas para leer.

Dificultad para ver detalles en visión cercana y lejana.

Estos mismos cambios en la visión pueden aparecer si tiene atrofia geográfica, una forma de degeneración macular seca relacionada con la edad caracterizada por las regiones de la retina donde aparecen las células muertas, según la Fundación BrightFocus. La pérdida de visión ocurre gradualmente con el tiempo.

En contraste con las formas secas, la pérdida de visión más rápida es el síntoma más notable de la degeneración macular húmeda relacionada con la edad. De hecho, el 90% de la pérdida de visión asociada con la degeneración macular relacionada con la edad está asociada con la forma húmeda de la enfermedad, dice Khurana.

“Cuando las personas hacen la transición de intermedia a húmeda, ven distorsiones. Es como mirar bajo el agua”, describe Rosenfeld. El crecimiento de los vasos sanguíneos anormales debajo de la retina es lo que buscan los oftalmólogos al identificar la degeneración macular húmeda relacionada con la edad. Estos vasos pueden comenzar a tener fugas de liquido, por lo que la forma avanzada de esta enfermedad recibió el nombre de degeneración macular húmeda relacionada con la edad.

Aunque la degeneración macular húmeda relacionada con la edad está asociada con la pérdida de visión, generalmente se puede salvar la mayor parte de la visión si se detecta lo suficientemente temprano.

Si tiene estos síntomas relacionados con la visión, programe una cita con un oftalmólogo. Podría tener degeneración macular relacionada con la edad, o podría tener una catarata, que es un enturbiamiento del cristalino que causa síntomas similares. O también podría tener ambas, “y la catarata solo agrava la degeneración macular“, agrega Rosenfeld.

Diagnóstico de la degeneración macular relacionada con la edad seca versus húmeda

La degeneración macular relacionada con la edad húmeda y seca se diagnostican de la misma manera. La mayor diferencia es qué signos de enfermedad encuentran los oftalmólogos. Primero, los médicos usan un examen ocular con dilatación de la pupila. Esto implica el uso de gotas especiales para agrandar los ojos, lo que le permite al médico ver la parte posterior de su ojo. Los exámenes de la vista con dilatación se utilizan para ayudar a detectar enfermedades como la degeneración macular y el glaucoma. Durante el examen ocular con dilatación de pupila, su oftalmólogo buscará signos de enfermedades que no pueda ver ni notar.

Para la degeneración macular seca, los oftalmólogos buscan depósitos de color amarillo llamados drusas y depósitos de pigmento debajo de la retina. Sin embargo, para la degeneración macular húmeda relacionada con la edad, el examen ayudará a detectar el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos y los vasos sanguíneos que pierden líquido.

Los oftalmólogos también utilizarán tecnología especial, como la tomografía de coherencia óptica, u OCT, que utiliza ondas de luz para obtener imágenes de secciones de la retina, y una prueba llamada angiografía con fluoresceína. Durante esta prueba, se inyecta fluoresceína en el brazo y se toman imágenes a medida que el tinte de color pasa a través de los vasos sanguíneos del ojo, según el Instituto Nacional del Ojo. Esto ayuda a los oculistas a ver los vasos sanguíneos con fugas que son parte de la degeneración macular húmeda relacionada con la edad.

Tratamientos para la degeneración macular relacionada con la edad seca versus húmeda

Los tratamientos para la degeneración macular seca relacionada con la edad versus húmeda también pueden variar mucho. Incluso hay una forma de degeneración macular seca que no tiene ningún tratamiento, aunque eso puede cambiar en unos pocos años.

Si tiene la forma leve y seca de degeneración macular, su médico puede recomendarle que solo regrese para un control regular, dice Rosenfeld.

Si tiene degeneración macular seca relacionada con la edad, particularmente la forma intermedia, su oftalmólogo puede recomendarle que use una formulación de vitaminas de venta libre llamada AREDS2, abreviatura de Estudio de la enfermedad ocular relacionada con la edad 2. Las vitaminas contienen altas dosis de luteína, zeaxantina, zinc, cobre y vitaminas C y E. En ensayos clínicos, las vitaminas AREDS ayudaron a reducir la posibilidad de desarrollar degeneración macular húmeda en aproximadamente un 25%.

“Esto reduce su riesgo, pero no lo elimina”, dice el Dr. Peter Campochiaro, profesor de oftalmología y director del Retinal Cell and Molecular Laboratory at Johns Hopkins University en Baltimore.

Rosenfeld ha visto pacientes con la enfermedad que comenzaron a usar vitaminas AREDS y luego indicaron a miembros más jóvenes de la familia para recomendarles que también usaran vitaminas AREDS. “Eso es un error”, advierte. Esto se debe a que no hay pruebas de que su uso ayude a prevenir la enfermedad si aún no la tiene.

Desafortunadamente, no existen tratamientos actuales para la forma seca de la degeneración macular llamada atrofia geográfica. Es por eso que hay varios estudios en curso para ayudar a encontrar un tratamiento para esta forma de degeneración macular seca relacionada con la edad. Estos tratamientos potenciales incluyen gotas oculares especiales y trasplante de células, dice el Dr. Charles Wykoff de Retina Consultants Houston.

Un ejemplo de un tratamiento futuro es un medicamento llamado APL-2, diseñado para atacar una proteína llamada C3 que es parte del sistema del complemento de nuestro sistema inmunológico. El sistema del complemento desempaña un papel en la causa de la degeneración macular relacionada con la edad, de acuerdo con la American Macular Degeneration Foundation. Los resultados del ensayo de fase 2 de APL-2 incluyeron una reducción del 29% en las lesiones o áreas de tejido anormal en el ojo causadas por atrofia geográfica, según un comunicado de prensa del fabricante de medicamentos Apellis Pharmaceuticals.

Todos los tratamientos bajo investigación tardarán varios años en llegar al mercado, dice Campochiaro.

En contraste con la forma seca, la forma húmeda de la degeneración macular relacionada con la edad tiene varios tratamientos disponibles. El tratamiento más común para la degeneración macular húmeda relacionada con la edad es una inyección de lo que se llama un fármaco anti-factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF). Estos tratamientos tienen proteínas de ingeniería específicas que bloquean la actividad de las proteínas que ayudan a construir los vasos sanguíneos, dice Wykoff.

Las inyecciones pueden ayudar a reducir la cantidad de vasos sanguíneos anormales en la retina y evitar que estos vasos sanguíneos se filtren.

Las dos inyecciones anti-VEGF actualmente aprobadas por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos son ranibizumab (Lucentis) y aflibercept (Eylea). Bevacizumab (Avastin), un tercer tratamiento, también se usa fuera de etiqueta en algunos pacientes, pero no está aprobado por la FDA para la degeneración macular relacionada con la edad. (Normalmente se usa para ciertos tipos de cáncer). Otra inyección anti-VEGF llamada brolucizumab ha pasado por ensayos clínicos de fase 3 y puede ser aprobada pronto por la FDA.

Las inyecciones para la degeneración macular húmeda relacionada con la edad se realizan a través de la cavidad vítrea del ojo, un área llena de gel entre la parte frontal del ojo y la retina. Se ponen unas gotas especiales para no sentir la inyección, pero puede sentir un poco de presión en el ojo. “Es normal sentir estrés por la primera inyección, pero con el tiempo, los pacientes se acostumbran a ella”, dice Rosenfeld.

En el 90% de los pacientes, estas inyecciones evitan que su visión empeore, dice Khurana. Alrededor de un tercio de los pacientes recuperan parte de su visión, especialmente cuando comienzan las inyecciones. Tiene una mayor probabilidad de retrasar la progresión de la enfermedad y la pérdida de visión si su enfermedad se detecta antes.

La mayoría de los oftalmólogos administrarán estas inyecciones mensualmente a personas con degeneración macular húmeda relacionada con la edad hasta que la enfermedad disminuya o se detenga. Después de eso, la frecuencia es diferente para cada persona. Algunos regresan al consultorio del oftalmólogo para recibir una inyección una vez al mes. Otros pueden esperar seis u ocho semanas entre inyecciones.

Si tiene degeneración macular húmeda relacionada con la edad, haga todo lo posible para acudir cuando le toque ponerse las inyecciones programadas. “Hablamos de esto todo el tiempo con los pacientes”, dice Campochiaro. “La vida se interpone. Los pacientes se rompen una pierna o un miembro de la familia no puede traerlos. Sin embargo, cada vez que fallan, existe el riesgo de cicatrices y pérdida permanente de la visión”.

Las compañías farmacéuticas tienen varios estudios en marcha para nuevas terapias o nuevos enfoques de administración de medicamentos para la degeneración macular húmeda relacionada con la edad. Esto incluye el uso de un pequeño reservorio, aproximadamente del tamaño de un grano de arroz, que se coloca en el ojo y se llena con una alta concentración del medicamento ranibizumab. Un ensayo de fase 2 demostró que el depósito era seguro y tan efectivo como las inyecciones mensuales, según un estudio publicado en la edición de agosto de 2019 de Oftalmología. El ensayo de fase 2 también demostró que el 80% de los pacientes pasaron seis meses o más sin necesidad de volver al oftalmólogo, según un comunicado de prensa de la compañía Genentech, que está probando el depósito. “Eso puede cambiar el juego”, dice Campochiaro.

Otros tratamientos potenciales incluyen la terapia con células madre y la terapia génica. Por ejemplo, una terapia en desarrollo por Regenexbio llamada RGX-314 usa lo que se llama un vector viral para transportar un gen a las células de la retina. “Ese gen produce la proteína que bloquea el VEGF continuamente, por lo que ya no se necesitan inyecciones”, dice Campochiaro. Con este enfoque, solo necesitaría un tratamiento único en lugar de inyecciones regulares. La compañía se está inscribiendo actualmente para un ensayo clínico de fase 1/2a.

Traducción: Asociación Mácula Retina.

Web Relacionada

Vanessa Cáceres comenzó a escribir para US News en 2017, originalmente especializada en diabetes. Escribe sobre salud, viajes y dieta a nivel nacional. Tiene una licenciatura en periodismo y psicología del Hampshire College de Amherst, Massachusetts, y una licenciatura en lingüística / educación bilingüe de la Universidad de Georgetown en Washington, DC. 

Conéctese con ella en Twitter en @FloridaCulture.